Del 11 al 17 de abril, la revista descansa por Semana Santa

Mondo bizarro

Hacía tiempo que no veía El cuarto mandamiento, caprichoso título en España de The Magnificent Ambersons, segunda película de Orson Welles y adaptación de la novela de Booth Tarkington, ganadora del premio Pulitzer en 1918. Fue proyectada recientemente en un cine de mi ciudad, y, aparte de unos créditos finales dignos de Godard, hay en ella un breve monólogo que me llamó la atención. 

Leer más »

Filosofía y adulterio

¿Debemos tomar en consideración la vida de filósofos y artistas a la hora de juzgar su obra? ¿O sólo ha de importarnos esta última? No es una pregunta nueva, pero cuesta pensar que pueda envejecer.

Desde luego, pocos filósofos tan controvertidos como Martin Heidegger, cuya colaboración inicial con el nazismo ha sido debatida hasta la saciedad. 

Leer más »

Los falsificadores

Si uno aterriza en el aeropuerto de Luxemburgo, verá unos barracones cerca de las pistas y no sabrá lo que son. Porque son algo inesperado: contenedores de bienes de lujo que permanecen allí indefinidamente en tránsito, ofreciendo así a sus titulares confidencialidad y ventajas fiscales. La crisis ha multiplicado su número, como ha multiplicado la inversión en obras de arte. 

Leer más »

El varón rampante

Hace poco más de una semana, José Ignacio Torreblanca sostenía en El País que los seres humanos no son violentos, sino que más bien lo es la mitad masculina de la especie: un varón al que comparaba con un arma de destrucción masiva. 

Leer más »

Elogio de la conversación digital

¿Cómo hablamos a través de Internet? A esta pregunta suele responderse diciendo que hablamos mal, esto es, que decimos tonterías, que no prestamos atención, que nos expresamos torpemente. Y es verdad, en la mayor parte de los casos. Pero la conversación digital tiene una ventaja notable, en la que no solemos reparar.

Leer más »

Los tremendistas

En las últimas semanas, varios representantes del así llamado mundo de la cultura han sido entrevistados en diversos medios de comunicación nacionales, con el curioso resultado de que la diversidad de sus orígenes y ocupaciones no impedía su convergencia en un aspecto definitorio de su discurso: el disgusto radical con la sociedad existente, seguido del correspondiente pesimismo sobre su futuro. ¡Todo va mal! 

Leer más »

La alternativa desaceleradora

Hablábamos aquí la semana pasada de la propuesta aceleracionista que propugna intensificar el desarrollo material y tecnológico para colapsar el capitalismo desde dentro y avanzar hacia alguna clase de sociedad poscapitalista. Ha querido la casualidad que podamos traer ahora a colación la alternativa contraria: un rechazo de la aceleración que se combate yendo más despacio.

Leer más »

La revolución aceleracionista

En mayo del pasado año, Alex Williams y Nick Srnicek, dos jóvenes doctorandos de la London School of Economics, publicaron en la red su Manifiesto para una política aceleracionista, cuya propuesta agitó el debate sobre la superación del capitalismo y ha sido desarrollada recientemente en un breve volumen colectivo aparecido en Alemania . No son los primeros en plantear esta idea, pero sí han acertado a desarrollarla en un formato atractivo y en el momento oportuno, a saber, en plena conversación pública sobre la crisis económica global. 

Leer más »

All the world’s a stage

Año viejo, tiempo de inventario. Tal parece ser la máxima que nos gobierna cada mes de diciembre, cuando nos aplicamos en la tarea de desgranar los mejores productos culturales aparecidos durante los once meses precedentes, a fin de ir separando el grano de la paja. Y ello, a sabiendas de que el paso del tiempo producirá cambios en ese canon provisional, de manera que mucho de lo que nos pareció grano nos resultará paja, y viceversa. Huelga decir que nadie estará nunca del todo satisfecho con ninguna de esas listas, pero la discusión en torno a las mismas es a la vez divertida e instructiva, sobre todo porque, si se hace rectamente, nos obliga a pensar en la naturaleza de las formas artísticas correspondientes: la novela, el disco, la película. 

Leer más »

La dictadura del fantasma

En su último número, la revista alemana Brand Eins, que se ocupa de asuntos económicos desde una óptica heterodoxa, dedica su portada y artículos centrales al Zeitgeist, ese concepto proveniente de la filosofía alemana que los extranjeros no traducimos o trasponemos como «espíritu de la época». Los editores le aplican un sintagma bien gráfico: «El dictador invisible». Retratarlo, afirman, es como perseguir a una estrella del pop que nunca concede entrevistas.

Leer más »

La guerra de trincheras (y III)

¿Por qué es interesante el caso de Antonio Muñoz Molina y su último libro, Todo lo que era sólido, cuando hablamos de ideologías, opinión pública y circulación de ideas?

Hemos descrito las condiciones habituales del debate público como una guerra de trincheras de posiciones inamovibles, a causa de la adscripción ideológica de la mayoría de los ciudadanos, que propenden a informarse poco o mal, adhiriéndose a un bloque ideológico –generalmente ligado a un partido político y a uno o varios medios afines al mismo– antes que dedicar su tiempo a formar un juicio político, contrastando sus inevitables preferencias de valor con hechos y análisis plurales sobre la realidad sociopolítica.

Leer más »

La guerra de trincheras (II)

¿Qué función cumple entonces la ideología en el debate público y qué influencia ejerce sobre la circulación de ideas en una sociedad democrática? No son pocos los ciudadanos que lucen su ideología como si fuera una divisa; no son pocos los que parecen instalarse en ella. Ya lo apuntaba Ortega: las ideas se tienen, en las creencias se está. 

Leer más »