Buscar

Morirse de risa

Despedida y cierre

«Hemos llegado, señoras y señores, al término de nuestra programación de hoy, día tantos de tantos. Estaremos de nuevo con ustedes…

La sátira, continuación de la política por otros medios (I)

Tengo entre mis manos un libro de humor muy serio o, para ser más exactos, un libro muy serio sobre el…

El arte de amargarse la vida (y II)

Entre las instructivas anécdotas –yo no las llamaría chistes– que pueblan el libro de Paul Watzlawick, hay dos que me…

El arte de amargarse la vida (I)

Teníamos hace unos años en la misma planta en que vivíamos, pero en el piso de enfrente, un vecino hosco y…

El filósofo, su boina y un teléfono (y II)

Como todo el mundo sabe, Gila no era el típico humorista que se ponía a encadenar chistes uno detrás de otro…

El filósofo, su boina y un teléfono (I)

En distintas ocasiones nos hemos ocupado en esta sección del humor de Miguel Gila (Madrid, 1919-Barcelona, 2001), pero casi siempre ha…

No enseñar al que no sabe

«En esta época se creó la Santa Inquisición, también llamada Congregación del Santo Orificio». «Cristóbal Colón firmó con los Reyes Católicos…

La guerra, ¡sírvase bien fría!

Como he señalado en distintas ocasiones en este mismo blog, no hay situaciones o escenarios especialmente propicios o inadecuados para el…

El humorista y su circunstancia: la España etnerefid de Chumy Chúmez

De la misma manera que en la granja de Orwell todos los animales eran iguales, pero unos más iguales que otros,…

Este mundo está mal hecho

Imagine, estimado lector, que es usted Dios y le encargan crear el mundo. No he pasado de la primera frase y…