Buscar

El hemisferio doliente

Epílogo: Durbar en Ejura (Ghana), diez años más tarde

Silvia y yo estamos llegando a Ejura, la capital de la región maicera, en pleno territorio Ashanti. Vamos en el todoterreno…

Sara elige la India

Mi respuesta no debe ser menos clara por mucho que en otras circunstancias hubiera podido ser distinta. Los días de nuestro…

Un posible destino africano

Sara, llevo meses ?¿dos años?? escribiéndote entre líneas la carta que hoy no quiero dejar de enviarte, que pretende ser por…

Los desmanes de Ry?ichi Sasakawa

Cuando por fin me decidí a hacer caso a Kaboré y traté de averiguar quién era en realidad Ry?ichi Sasakawa, no…

Conversación en Beaver Lake

El deshielo ha decorado de verde el paisaje, las temperaturas rondan los treinta grados centígrados y el calor de junio de…

La aventura de Norman Borlaug

«Ocupas la misma mesa que en su día tuvo Norman Borlaug», me había dicho Selassie un día que vino a darme…

La prisión del Dr. K

Poco a poco, Sara percibe hasta qué punto se arriesga el Dr. K. en su compromiso con los dolientes cuando le…

Donde la Madre Teresa

Con frecuencia, los domingos desayunan juntas las cuatro compañeras de habitación en el Blue Sky, un pequeño bar de estilo occidental,…

La clínica en Nimtallah Ghat

La enfermera Inge ha enviado a Sara de refuerzo a la clínica que el Dr. K ha abierto en Nimtallah Ghat,…

Dos dispares biografías africanas

En el trabajo diario, fue la solidez de Selassie la que me sirvió de amparo. Selassie, que no participaba en las…

Generosos mentores

Abel Selassie y Kofi Kaboré me habían acogido provisionalmente en su apartamento por indicación de Davies, quien sabía que tenían un…

Tocar lo intocable

Sara sanea y venda la pierna de un leproso. Es el principio de una tibia mañana. El cooperante francés se ha…