Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Sangre

Hay acontecimientos históricos que deslumbran con su luz y eclipsan todo lo que les rodea, se convierten en foco permanente de atención, irradian con su fulgor durante un lapso que parece no tener fin y, en fin, afectan con todo ello tanto a consumados especialistas como al público en general

Leer más »

La guerra

En La insoportable levedad del ser, Milan Kundera reflexiona en términos originales sobre la proposición nietzscheana del eterno retorno, que califica de idea misteriosa y sugestiva, aunque un punto demencial. La insoportable levedad de su título sería la consecuencia paradójica –de ahí el oxímoron- y vendría a cuento precisamente por el carácter abominablemente efímero de todo lo que acaece en el mundo si, como todos creemos, el eterno retorno es tan solo un mito desconcertante e inasumible

Leer más »

El pasado que supura (y II): de héroes, mártires y monstruos

Cruces de memoria y olvido, el libro que nos ocupó en la primera parte de este artículo, planteaba el problema de cómo lidiar con un pasado reciente, traumático y, por ende, perturbador, tomando un punto de referencia concreto, los monumentos a los caídos de la guerra civil española.

Leer más »

El pasado que supura (I): sobre cruces y caídos

¿Por qué, de un tiempo a esta parte, nuestra relación con el pasado se ha tornado tan conflictiva? Todos los de mi generación nos educamos en su momento en una concepción tradicional que sostenía que el pasado, pasado estaba y que, por tanto, más allá de su carácter pintoresco o anecdótico, solo concernía como asunto de calado a los profesionales de esa materia, esto es, a los historiadores

Leer más »

El insomnio, ¿malestar contemporáneo?

«¿Descanso?», dice uno recalcando el tono de sorna. «¡Quién lo pillara! Y más ahora, que empieza el calor». «¿Duermes mal?», inquiero yo. «¿Mal? ¡Mejor pregunta si duermo!». A partir de ahí la conversación, que estaba ya en las últimas, se desliza inevitablemente hacia el tema del mal dormir y las insoportables noches en blanco

Leer más »

Los ingenieros como conquistadores

Reconozco que en los campos de estudio en los que me muevo –la historia en primer término, determinados ámbitos de la filosofía, las ciencias sociales en general- me siento atraído y muestro una especial debilidad por los autores heterodoxos, los planteamientos renovadores, las perspectivas rompedoras y las iniciativas excéntricas

Leer más »

Hacia un mundo de autocracias aclamadas

En todo el mundo las sociedades libres se enfrentan a un enemigo nuevo e implacable. Este no tiene ejército ni armada; no procede de ningún país que podamos señalar en un mapa; está en todas partes y en ninguna, porque no está ahí fuera, sino aquí dentro.

Leer más »

España, absuelta. Libertadores, culpables

La elección del libro que nos va a ocupar a continuación merece en este caso un pequeño proemio explicativo, aunque solo sea por referirme a él a estas alturas, un par de años después de su aparición en nuestro mercado editorial.

Leer más »

Memoria de la guerra: las urbes devastadas

«Mariúpol, la última en sumarse a la lista de ciudades mártires de la historia» titulaba un reportaje del diario ABC hace unas semanas. En la entradilla podía leerse: «Hiroshima, Varsovia, Sarajevo, Guernica, Alepo….todas fueron monumentos del terror y la resistencia. Devastadas, son ciudades mártires no tanto por la destrucción de sus barrios, sino por las pérdidas humanas»

Leer más »

Los meandros de la historia: España, del 98 hasta hoy

Como es de sobra conocido, el tono vocinglero y los ademanes chulescos de las controversias mediáticas se han extendido por todos lados hasta contaminar con sus malas prácticas sectores que, en principio, uno creía a resguardo de esas influencias.

Leer más »
Francois_Gerard_Napoleon

Napoleón y la estela bonapartista: el espadón como modelo político

Si hay un mito que define y caracteriza la entrada en lo que convencionalmente los historiadores denominamos época contemporánea, ese mito sin lugar a dudas es el de Napoleón. A pesar de ello o quizá por eso mismo, todo lo relacionado con el corso se presta a la controversia, empezando incluso por la nomenclatura o modo de referirnos a él. Como recuerda el autor de este libro, un joven investigador para mí desconocido, Alberto Cañas, «no era lo mismo hacerlo como “Buonaparte”, como “Bonaparte”, como “Napoleón” o simplemente como “el Emperador”». Esta última forma expresaba reconocimiento de su dignidad, aunque sin pasión, pero utilizar solo su apellido denotaba una intención ofensiva, en particular si se usaba la forma italiana, en

Leer más »

La funesta manía de editar

Si hubiera que elegir un símbolo –uno tan solo- del conocimiento, yo no tendría la más mínima duda: optaría por el libro. En nuestra civilización, por lo menos hasta el último tramo del siglo XX, el libro ha representado sin la menor duda

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas