Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

La alegría de los naufragios

La llegada de la democracia a España avivó el interés por nuestra historia contemporánea, suscitando no sólo la necesidad de interpretar nuestro pasado, sino también de entender el presente como parte de la historia, una historia in progress de la que somos testigos y protagonistas. Desde hace ya cierto tiempo han ido surgiendo estudios sobre nuestras revistas literarias (la barcelonesa Destino ha sido una de las más favorecidas), aunque sigue siendo un terreno prácticamente virgen. Como lo había sido hasta ahora el dedicado a las editoriales, sin las cuales es imposible tener una imagen realista de los procesos culturales. Por eso hay que celebrar la publicación de La batalla de Waterloo, de Rafael Borràs; Tiempo de editores, de Xavier Moret,

Leer más »

¿Novela o documento?

84, Charing Cross Road pertenece a la rica tradición de la novela epistolar, con una peculiaridad: los personajes son reales y el cruce de cartas no surge del afán de crear una novela sino de la necesidad de comunicar y de un progresivo acercamiento de los distintos corresponsales, especialmente de los dos protagonistas, a lo largo de un período de treinta años. Todos sabemos, sin embargo, que las cartas pertenecen a un específico género literario, sin necesidad de que estén concebidas como ficción. Y el género epistolar tiene, como las biografías y las memorias, una gran tradición dentro de la vida y la literatura sajonas. Donde hay un buen escritor hay una buena correspondencia. Y Helene Hanff es, ante todo,

Leer más »

Cuerpos que juegan juntos

La acción de De los niños nada se sabe, primera novela de Simona Vinci (Bolonia, 1970), se desarrolla en Granarolo de la Emilia, en la llanura del Po. La mayoría de los personajes viven en «uno de esos edificios como los que hay en todos los barrios periféricos» y es muy poco lo que conocemos de la zona: una placita, el quiosco de los helados, una explanada, un jardincito, puntos de referencia apenas descritos donde se encuentran los adolescentes con sus motocicletas y sus bicicletas, y donde juegan los niños. No vemos las calles, los establecimientos, a la gente mayor. Se trata de una sociedad con escasas referencias a la vida moderna, que afectan en todo caso a los jóvenes

Leer más »

Oficio: revolcador de mierda

Los datos que nos ofrece la editorial sobre Pedro Juan Gutiérrez, autor de esta singularísima Trilogía sucia de La Habana son de una desconcertante ambigüedad. Nacido en Cuba (¿en qué lugar de Cuba?) en 1950, ha sido vendedor de helados y periódicos, soldado, instructor de natación, técnico en obras de construcción, periodista y locutor de radio y televisión. Experiencias que, sin duda, forman el sustrato de su escritura. ¿O es al revés? Se nos dice, y no hay razón para no creerlo, que es autor de varios libros de poesía, sin que se nos especifiquen títulos, editorial o fecha de publicación. Vive en La Habana, donde trabaja como periodista en una revista cuyo nombre ignoramos, aunque no ignoramos que en

Leer más »

Las quemaduras de la memoria

Cada vez es mayor el número de novelas que buscan caminos nuevos respecto a la tradición realista, novelas donde la tensión textual, artística o psicológica, suele ser superior a la argumental, y la ambientación se sale de los marcos familiares para el lector. Entre esas novelas se encuentra La mano que formula el deseo de José Luis de Juan, crítico y escritor de formación cosmopolita y autor de la novela breve El apicultor de Bonaparte (1996) con la que obtuvo el premio Juan March. La calidad de «camafeo esmaltado» que encontró Jesús Pardo en El apicultor de Bonaparte se mantiene aquí, pero ahora integrada en un verdadero torbellino, en una agitación que no abandona al lector. En este contraste entre

Leer más »

Pétalos enfermos

«A todos nos ha sucedido comprar un viejo libro y encontrar en él pétalos que, apenas los tocamos, se deshacen en polvo», se nos decía en Los hermosos años del castigo, la novela de Fleur Jaeggy publicada en 1991 por Tusquets Editores. Los años del castigo son los del colegio, y uno puede permitirse el lujo de sospechar, pues a ello invita la autora, que hay un punto de partida autobiográfico. Sin embargo, esta autobiografía es en realidad muy tenue: Fleur Jaeggy nació en Zurich y sin duda la Suiza alemana es una presencia importante tanto en su novela como en los relatos. Pero la escritora reside desde 1968 en Milán y escribe en italiano. Lo curioso, en todo caso,

Leer más »

Inocencia y locura

En el escritor cubano Eliseo Alberto, nacido en La Habana en 1951 y residente en México, hay una necesidad de convertir algunas de sus experiencias personales en experiencias narrativas para proyectarlas en el conjunto de su obra con una serie de referencias que no sólo establecen una complicidad con el lector sino que, incluso cuando son breves, definen el espíritu de su escritura, su concepción estética y su relación con Cuba. Una visión que, asimismo, nos ayuda a situarlo en el contexto de escritores consagrados como Cabrera Infante, Severo Sarduy, Calvert Casey o Reinaldo Arenas y con la nueva escritura cubana que se está imponiendo en Europa y Estados Unidos con, entre otros, Mayta Montero, Zoe Valdés o Abilio Estévez.

Leer más »

Construcciones y reconstrucciones

«Pensaba en ellos de una forma extraña, como un hombre que puede imaginar un río, pero no una manera de cruzarlo.» «–De todas formas, piensa que Israel siempre contaba las cosas de aquella manera, igual que si fuesen historias. En realidad, más que historias creo que eran una especie de… no sé, parábolas, donde lo que importaba no era lo que había pasado sino cómo se sentía en aquel momento. –¿Cómo se sentía? –De ninguna manera.» «–Y después, alguien mandó disecar al oso y lo llevó al Gran Casino. Supongo que el que lo hizo cree que esa historia significa algo. –Sí, bueno, supongo que a su manera todas las historias significan algo.» Tres citas que pertenecen respectivamente a Raros

Leer más »

Los vínculos sutiles

La generación de los escritores mexicanos nacidos en la década de los cincuenta puede considerarse como la generación de la transición o de la transitoriedad. En narrativa femenina Carmen Boullosa es tal vez la escritora que mejor ha sabido expresar, desde su imprescindible libro de poemas La salvaja, este estado de transición y de desconcierto, rompiendo la brújula de la historia y la definición de los sexos, que viven en un estado de transitoriedad y de divertida, hermafrodita ambivalencia… Por su parte, Juan Villoro es, desde hace mucho tiempo, el escritor carismático que necesitaba la mencionada generación para representarla. El Villoro traductor y editor de los Aforismos de Lichtenberg, el autor de libros de relatos, el cronista y el narrador

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas