Del 11 al 17 de abril, la revista descansa por Semana Santa

Valente o la tradición moderna

Crear PDF de este artículo. José Ángel Valente (Orense, 1926) pertenece al tipo de poeta lúcido, poeta crítico que sabe no tanto lo que va a escribir como lo que ha escrito, y cuyos presupuestos se han ahondado en una visión general de la condición humana. Desde su primer libro de poemas, A modo de esperanza (1955), y desde su primera reunión de ensayos, Las palabras de la tribu (1971), su obra ha ido tanteando y acercándose al núcleo de su poética sin que en ningún momento haya habido extravío alguno. Muchos de los comentaristas de su poesía han señalado, y con razón, que su aventura literaria puede dividirse en dos etapas: la que se cierra en El inocente (1970)

Leer más »

Sobre Joyce (Y SOBRE CÓMO CAMBIÉ MI RÉGIMEN ALIMENTICIO)

Crear PDF de este artículo. La aparición de la tercera traducción española del Ulises ha venido a coincidir con la publicación en Gran Bretaña de una preciosa biografía de su autor escrita por la novelista irlandesa Edna O'Brien, mucho más legible que la todavía imprescindible de Richard Ellmann (1959). Su lectura me ha sugerido algunas de las cosas que pretendo decirles si su paciencia aguanta el siguiente millar de palabras de este artículo. En cuanto a la nueva edición española, en un próximo número de esta revista alguien con mejor criterio que el mío comparará para ustedes las tres traducciones. Sobre Joyce y sobre su obra fundamental dista mucho de haberse dicho todo, como lo demuestra su siempre creciente bibliografía,

Leer más »

Argonautas del amor

Crear PDF de este artículo. Manuel Vicent se entrega de tarde en tarde, con menos frecuencia de lo que a uno le gustaría, a la novela. Hay en él como una resistencia hacia este género que descansa, sospecho, en una doble causa. Se ve más a gusto en las medidas cortas, adecuadas para su visión sintética, de corte metafórico, de la realidad. Además, la técnica de composición de un artículo y de un relatoreportaje permite la escritura todo seguida, de un solo impulso, mientras que la novela exige un trabajo a largo plazo, con labores demoradas de diseño de la trama que, a la vista de sus ficciones largas, no deben de ser de su agrado. Recientemente, conseguía excelentes resultados

Leer más »

Retrato de siglo con señora

Crear PDF de este artículo. No es una anécdota el que, hacia el final del libro, Laura Díaz se convierta en una célebre fotógrafa de la no menos famosa agencia Magnum: todo el libro tiene vocación de foto, no sólo en su calidad de testimonio –este es quizá con La región más transparente el libro más cronista de Fuentes– como por su amplio marco. Parece claro que el autor se ha propuesto incluir en su mural a todo aquel que haya tenido que ver, incluso a distancia, en el siglo mexicano, un siglo ni sencillo ni tranquilo, y con una vocación totalizadora de historiador y también de intérprete. Un empeño a la altura de La muerte de Artemio Cruz (1962;

Leer más »

Confirmación del desafuero

Crear PDF de este artículo. La obra poética de Carlos Bousoño está ya inscrita en la historia de la literatura española de los últimos cincuenta años. No hay manual que olvide citarlo al menos en dos inevitables apartados: el de la poesía religiosa y el del existencialismo lírico. Como poeta religioso se le puede encontrar en el capítulo dedicado a la poesía de este período en un libro de texto de Secundaria, donde además se ofrece un soneto suyo. Eso supone que se le considera un poeta modélico. Ante uno de sus últimos textos, Bousoño estampa el siguiente epígrafe de palabras propias: «El poema es el reino absoluto de la libertad absoluta: la tolerancia del significado» (pág. 771). Pero ni

Leer más »

Oficio: revolcador de mierda

Crear PDF de este artículo. Los datos que nos ofrece la editorial sobre Pedro Juan Gutiérrez, autor de esta singularísima Trilogía sucia de La Habana son de una desconcertante ambigüedad. Nacido en Cuba (¿en qué lugar de Cuba?) en 1950, ha sido vendedor de helados y periódicos, soldado, instructor de natación, técnico en obras de construcción, periodista y locutor de radio y televisión. Experiencias que, sin duda, forman el sustrato de su escritura. ¿O es al revés? Se nos dice, y no hay razón para no creerlo, que es autor de varios libros de poesía, sin que se nos especifiquen títulos, editorial o fecha de publicación. Vive en La Habana, donde trabaja como periodista en una revista cuyo nombre ignoramos,

Leer más »

Libido de una vocal

Crear PDF de este artículo. La obra poética de Ingeborg Bachmann (1926-1973) se reduce a tres libros: El tiempo postergado (1953), Invocación de la Osa Mayor (1956) y estos Últimos poemas que aparecieron recogidos en sus Obras completas (1978). En El tiempo postergado, expresó su lamento ante el mundo en ruinas que le tocó vivir tras la Segunda Guerra Mundial. El futuro incierto de aquellos años, se debatía entre la guerra fría de los dos mundos antagónicos que habían surgido y, por otra parte, el no menor peligro de reflexionar sobre los motivos y las causas que habían llevado a esa masacre. A aquella joven poeta le preocupaba el peligro de no escarmentar, de olvidarse de los horrores del nazismo,

Leer más »

Mudar de piel

Crear PDF de este artículo. Libro a libro, pieza a pieza, VilaMatas va componiendo ese extraño dibujo que –como se dice en esta novela– es el camino de la vida. Un proyecto cada vez más sugestivo y con más entidad narrativa. La poética del autor se fundamental en la sorpresa, la paradoja y la singularidad, en bucear –en suma– en los márgenes de los géneros tradicionales, evitando ese tono a veces tan solemne, retórico y trascendente de la narrativa contemporánea. Pero su originalidad estriba, y en estas páginas se llama la atención sobre ello (pág. 194), no en su búsqueda sino en ser él mismo. O dicho a la manera jasídica, como hace un personaje: «Háblale a Dios con tus

Leer más »

Futuro e ideología

Crear PDF de este artículo. ¿Por qué nos ha de interesar el futuro? Supongo que todos cuantos quisieran conocer la combinación ganadora del próximo sorteo de la primitiva no estarían motivados por un simple ejercicio intelectual (aunque todo puede ser), sino que su intención sería visitar el puesto de loterías más cercano tan pronto conocieran dicha combinación, para plasmarla en el boleto correspondiente. Y es que el interés por el futuro suele contener la intención de actuar en el presente de una determinada manera, para eludir el principio de causalidad, para escapar a nuestro sino. Pero, que yo sepa, nadie goza de esta capacidad de adivinar el futuro. Lo que sí suele haber es una capacidad de anticipación o de

Leer más »