Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

¿Cronenberg contra Cronenberg?

Yo diría que David Cronenberg (Toronto, 1943) ha escrito una sátira sobre las películas del primer Cronenberg, de Vinieron de dentro de… (Shivers, 1971) a Crash (1992) y eXistenz (1999), aunque el tono de su primera novela, Consumidos (Consumed, 2014) remita al tono más rutinario de un Don DeLillo insistentemente descriptivo y salpicado de comentarios irónicos contemporáneos. Si el cineasta canadiense reveló desde el principio de su carrera su voluntad de «poner a la vista de los espectadores algo que no podrán creer porque será muy escandaloso o ridículo o extraño», cabe reconocerle ahora que lo que aparece en Consumidos, siendo extraño, ha dejado de escandalizar, diluido en el flujo de sensacionalismo vigente. 

Leer más »

Vida del escritor doblado y roto

Cuando se cumplen ciento veinte años del nacimiento de Francis Scott Fitzgerald (Saint Louis, 24 de septiembre de 1896-Hollywood, 27 de diciembre de 1940), aparece una selección de sus cartas con el título El arte de perder, hecha a partir de A Life in Letters (Touchstone, Nueva York, 1995), la recopilación que preparó Matthew J. Bruccoli por encargo del editor Charles Scribner III. Partía Bruccoli de la idea de que «todo lo que F. Scott Fitzgerald escribió fue una forma de autobiografía» y, respetando las instrucciones de Scribner, eligió las cartas «por su contenido autobiográfico» y las ordenó cronológicamente. Yolanda Delgado ha entresacado de A Life in Letters las incluidas en El arte de perder, traducidas y prologadas por Martín Schifino, con epílogo de Alejandro Gándara.

Leer más »

Una educación sentimental

No sé si decir que Huérfanos de Brooklyn (Motherless Brooklyn, 1999), de Jonathan Lethem (Nueva York, 1964) es una novela negra, o que está escrita como si fuera una novela negra. Empieza con un asesinato: Frank Minna, propietario de una agencia de limusinas y detectives, quizás un mafioso, aparece apuñalado en un contenedor de basura. El escenario es Brooklyn, entre los años setenta y noventa del siglo pasado. Sam Spade decía en El halcón maltés que «cuando matan a tu socio, se espera que hagas algo. No importa lo que pienses del muerto». 

Leer más »

Ruido de familia

Las últimas tres novelas de Jonathan Franzen (Western Spring, Illinois, 1956), Las correcciones (2001), Libertad (2010) y Pureza (2015), son historias sentimentales, de familia. La literatura popular se ha fundido con el espectáculo periodístico, y en Pureza hay amores, matrimonios y separaciones, pero también un homicidio, un suicidio, espionaje y piratería informática a nivel internacional, filtración de secretos a través de Internet, e incluso un anecdótico misil nuclear robado y rodeado por un caso de drogas y mujeres asesinadas, enredo que decorativamente remite a las fabulaciones de Thomas Pynchon. Atento a los gestos y rutinas morales vigentes, el realismo hogareño de Franzen participa de la alianza periodística entre realidad y fantasía: en el mundo sensacional de los noticiarios, lo que parecía imposible se vuelve verosímil.

Leer más »

Herir en lo vivo

No veo demasiada afinidad entre los narradores españoles del siglo XIX y sus colegas de hoy, que prefieren a los maestros antiguos angloamericanos, además de algún francés o algún ruso: más común parece que citemos como punto de referencia literario a Henry James que a Benito Pérez Galdós, los dos nacidos en 1843. Quizá resulte incómodo leer hoy a los realistas y naturalistas de aquí, y volver a sus mundos de fondo feo y aún cercano, como si pudiera más la realidad intolerable que el talento literario.

Leer más »

Mundo Monmany

Lo dice Claudio Magris en su prólogo a Por las fronteras de Europa: «A Mercedes Monmany la mueve el amor, un amor extraordinariamente generoso por los autores y las obras». Yo añadiría que, a la simpatía hacia la obra estudiada que demandaban los viejos teóricos de la estilísitica y la hermenéutica, Mercedes Monmany suma su aprecio hacia los lectores, invitados a que la acompañen en su viaje personal a través de la literatura de los siglos XX y XXI, con paradas en el siglo XIX. 

Leer más »

Bajo el signo de la abeja

En su Tesoro de la lengua castellana o española, bajo la voz Abeja, Sebastián de Covarrubias precisa: «Es la abeja símbolo del curioso y diligente, que copiando de uno y otro autor las sentencias notables, como el abeja coge las flores de diferentes plantas, hace y forma una obra suave y dulce como el panal de la miel». Una historia natural de la curiosidad (Curiosity, Londres y New Haven. Yale University Press, 2015), de Alberto Manguel, me hace pensar en la abeja de Covarrubias.

Leer más »

Por el mar corren las liebres

Un personaje real protagoniza El impostor, de Javier Cercas: Enric Marco, celebrado una vez como luchador antifranquista y víctima de los nazis, resultó ser finalmente un falsificador de sus experiencias heroicas. Durante treinta años, Marco se fingió deportado a un campo de concentración alemán en tiempos de Hitler. Había dirigido el sindicato CNT y presidió tres años la Amical de Mauthausen, asociación española de supervivientes de los campos. 

Leer más »

Manifiesto del internacionalismo literario

Lo dice Adam Thirlwell (Londres, 1978), autor de novelas como Política (Politics, 2003) y La huida (The Escape, 2009): «No soy semiólogo, soy novelista». La novela múltiple, un ensayo sobre la novela y la traducción literaria, es también una novela de la novela, donde los héroes son los novelistas, y escenas de la vida de los grandes autores introducen los motivos esenciales, con Sterne, Pushkin, Flaubert, Henry James, Joyce, Gadda, Nabokov, Gombrowicz o Beckett como primeras estrellas, y algún invitado desconocido como Sigizmund Krzhizhanovski.

Leer más »

Los señores cabalgan

La decimotercera novela de Martin Amis (1949) cuenta la vida, entre 2006 y 2013, de Desmond Pepperdine, a quien conocemos a sus quince años, mientras por encima de su hombro leemos la carta que escribe con letra y ortografía impecables a un consultorio sentimental. ¿Qué problema tiene el joven Des, estudiante modelo? Está viviendo una aventura con una mujer mayor, enamorado, encantado sexualmente. 

Leer más »

Dinero desnudo

Viendo El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese, me acordé de un ensayo de William S. Burroughs, «The Great Gatsby», que leí hace tiempo en The Adding Machine. Selected Essays (Nueva York, Seaver Books, 1986). Es un comentario al estreno en 1974 de la película El gran Gatsby, dirigida por Jack Clayton, con Robert Redford. Decía Burroughs que jamás se le habría ocurrido hacer una película sobre la novela de Fitzgerald, pero que, ya que otros la habían hecho, consideraba interesante pensar cómo convertir en buen cine El gran Gatsby.

Leer más »

Nuestro folclore americano

Don DeLillo (Nueva York, 1936) publicó La calle Great Jones, su tercera novela, en 1973, pero podría haberla escrito ahora, cuarenta años después, algo excepcional, porque la mayoría de la ficción narrativa, más perecedera, conserva como una lacra la huella de su tiempo: está fechada, es decir, pasada. No es el caso de Great Jones Street, las memorias de Bucky Wunderlick, una criatura que se define en primera persona: «Yo era un héroe del rock and roll».

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas