Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Un asesino romántico

Ha escrito José María Guelbenzu una buena novela policiaca, a la inglesa, una de esas novelas en las que el enigma es esencial, según las convenciones fijadas en la edad de oro (los tiempos de Agatha Christie) para todo relato de crímenes. El poeta Auden resumió así la fórmula básica: hay un asesinato y muchos sospechosos, que irán siendo eliminados hasta que sólo uno asuma la culpa y el castigo. La pregunta clave para resolver el enigma de una novela problema sería, según P. D. James, ésta: ¿cuál de los sospechosos tiene los medios, la oportunidad, los conocimientos, la fuerza física, el motivo, la maldad, los nervios, la desesperación, la capacidad psicológica para cometer este crimen en particular? Pero en

Leer más »

Cuatro fábulas actuales

Son cuatro novelas de aventuras peligrosas, brutales alguna vez, un total de 2.037 páginas, novelas de éxito, muy vendidas, importadas desde el mundo literario estadounidense. Cuentan la persecución de un judío en la España de los Reyes Católicos, la colisión entre el candidato de la CIA a la Casa Blanca y tres jueces estafadores presos en una cárcel de Florida, la pasión de un genio de la física cuántica tan ambicioso que puede acabar muriendo en la Guerra de los Cien Años, los crímenes benéficos de un caníbal civilizado. Sus autores y títulos son: Noah Gordon, El último judío (The Last Jew, 1999); John Grisham, La Hermandad (The Brethren, 2000); Michael Crichton, Rescate en el tiempo 1999-1357 (Timeline, 2000), y

Leer más »

Fe, familias y fábulas

Basta enumerar sucesivas generaciones de una familia para que surja el embrión de una historia: empiezan a cobrar sentido los que fueron y los que son, lo que fue y es, lo que pudo ser y no fue y la esperanza o el temor de lo que será. Y existirá, a elección del narrador, un punto de partida, un privilegiado episodio originario, mítico. La belleza de los lirios (In the Beauty ofthe Lilies, 1996), de John Updike, se inicia en 1910 con una caída, durante el rodaje de una de las primeras películas: la estrella juvenil Mary Pickford se desmaya bajo el peso del calor y el olor a quemado de las máquinas del director D. W. Griffith, y, en

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas