Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

El hemisferio intelectual

La proliferación de estudios interpretativos sobre los intelectuales constituye una señal alarmante de la expansión de esta especie. 

Leer más »

Un Aleph llamado Reyes

El ensayo es el más ingrato de los géneros. Con la señera excepción de Montaigne, que tiene el rasgo excepcional de ser considerado el inventor del género, es raro el ensayista que ocupa un lugar central en el panteón de las letras de su lengua. Poetas y novelistas menores acostumbran a agotar los capítulos de las historias literarias antes de que…

Leer más »

Freud: el profeta de sí mismo

Fue un poeta, por supuesto, el que mejor describe el fenómeno Freud. En una elegía escrita poco después de la muerte de Freud, en septiembre de 1939, W. H. Auden dice que, al morir, Freud había dejado de ser una persona para convertirse en «toda una atmósfera mental» («a whole climate of opinion»). Efectivamente, las ideas de Freud, como el marxismo, la llamada cultura popular y la tecnología de consumo, tiñeron la historia del siglo XX…

Leer más »

La palabra y la historia

En 1922 se publicó un libro cuyo título es más recordado que la obra: El estúpido siglo XIX. El autor era Léon Daudet, uno de los príncipes de la reacción francesa, hijo de Alphonse Daudet –ya entonces un clásico decimonónico–, y que prosperó con su reputación de polemista volublemente furibundo. Para muchos, y no sólo en la derecha, el título marcó las interpretaciones del ingenuo siglo XIX…

Leer más »

¡Viva la evolución!

¿Está América Latina en la cuerda floja? El periodista británico Michael Reid presenta una visión que contrasta con la habitual versión noire de la historia latinoamericana. En su opinión, después de décadas de tropezones y reveses, «la región se ha convertido en el más importante y arduo laboratorio de la viabilidad del capitalismo democrático como proyecto global».

Leer más »

Lo que pasa cuando no pasa nada

No falta el tipo de purista que cree que leer una pieza de teatro es, cuando menos, un error estético. La esencia de lo teatral, por supuesto, es la presencia escénica, las reverberaciones de la voz humana, la irreversibilidad del tiempo real que pasa y no vuelve, como la vida. Claro que las largas, apasionadas, repetidas lecturas silenciosas de nuestros dramaturgos favoritos revelan que tan rigurosa afirmación es falaz. Pero como todo dogma la aserción contiene una dosis de verdad: un texto es teatral en la medida en que adquiere una dimensión nueva e intransferiblemente diferente en el eco vivo de la voz de los actores, en la simple aparición humana a la luz de las candilejas. Las obras de

Leer más »

V. S. Naipaul: el exilio como género literario

El exilio también tiene sus privilegios. Uno de ellos es, por ejemplo, la voluble perfección de vivir imaginariamente la vida que pudo haber sido y no fue. Otro es la aceleración del tiempo que proporciona el retorno.Volver a ver un rostro conocido después de una ausencia de, digamos, quince años, equivale a ver el futuro de una persona dibujado en sus facciones. El presente es como una máscara o maquillaje yuxtapuesto al rostro conservado en el recuerdo. La diferencia es la vida de esa persona. La sensación que estas epifanías nos dan es digna de los dioses: desplazado en el espacio, el exiliado también puede desplazarse en el tiempo.V. S. Naipaul ha construido toda su obra, una de las más

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas