Del 11 al 17 de abril, la revista descansa por Semana Santa

Chéri o el destino de las flores tardías

El pasado es un país extranjero. Sin embargo, a veces parece que las versiones actuales que se hacen de obras literarias del pasado tienen tal afán por ignorar las diferencias entre nuestra época y otra cualquiera que impiden cualquier verdadero entendimiento. Sospecho que los encargados de «traducir» el pasado quieren tratarnos como si fuésemos esos turistas, algo groseros y pagados de sí mismos, que sólo aceptan comprender lo que…

Leer más »

Séraphine, o los ángeles de la pintura

A veces puede hacerse una estupenda película sobre arte, más concretamente sobre pintores, sin huir de los tópicos: al contrario, basándose en ellos, regodeándose en ellos, haciendo de ellos no tanto una verdad (afirmación que daría lugar a filosófica discusión, a delicada indagación histórica, a todas esas cosas que, en definitiva, no interesan a casi nadie) sino una «verdad necesaria», es decir, útil a efectos de una narración lograda y coherente.   Séraphine (película francesa de 2009, galardonada con siete premios César) es el retrato de la pintora Séraphine Louis que nos ofrece el director de cine Martin Provost como uno de los «locos sagrados» o «niños salvajes» del arte, y como tal es absolutamente convincente, un logro de belleza

Leer más »

Autobiografía de un cuadro

Todo cuadro cuando nos es contado en esa operación alquímica de transformar la imagen en palabras nos revela no tanto su esencia, su razón de ser, como la personalidad, las percepciones, la erudición, la experiencia –en el arte y en la vida– de quien lo mira. Esta impresión que tiene cualquiera que se haya aproximado a las grandezas y miserias de la crítica de arte se ve reforzada hoy en día como consecuencia de la falta de certezas de nuestra perspectiva posmoderna, que ha asimilado la pérdida del «gran relato universal» de la cultura. Ahora se pone el acento en lograr no ya la definición perfecta, la búsqueda esencial del significado, preguntas imposibles de satisfacer, sino que se plantea el

Leer más »

Pollock en el cine: semblanza del chico dorado

La diferencia fundamental entre la imagen del artista que nos brinda la Norteamérica del siglo XX frente a la de la Europa de siglos anteriores es que si, en esta última, el desprecio, la pobreza y la incomprensión eran los elementos que conducían al artista hacia el callejón sin salida de su destrucción, en Norteamérica los artistas mueren de éxito. Ambas imágenes resultan más literariamente satisfactorias que literalmente ciertas, pero es indudable que resulta fácil hallar al menos una trilogía de mártires rubios y guapos cuyas muertes avalan esta hipótesis: Scott Fitzgerald en literatura, James Dean en arte dramático y, en pintura, Jackson Pollock. Como ocurre con todas las vidas creadas a medida de la leyenda, esas muertes están simbólicamente

Leer más »