Archivo Revista de Libros

Arrabalesco

La nueva obra de Fernando Arrabal, atractivamente montada por Juan Carlos Pérez de la Fuente en la sala pequeña de las Naves del Español, un espacio ideal para una pieza también pequeña pero potente, imagina un diálogo entre Dalí y Picasso entablado el 29 de abril de 1937 en un estudio de París. Como indica el «versus», el encuentro se plantea como enfrentamiento pugilístico, pero es la fecha la que dicta los términos del combate. 

Leer más »

Delitos y faltas

Estrenado con fanfarria en el Nuevo Apolo, el actual montaje de El nombre de la rosa se presenta como «la adaptación al teatro de la novela de Umberto Eco», aunque sería más exacto llamarlo la adaptación al teatro de la adaptación cinematográfica de 1986 dirigida por Jean-Jacques Annaud. Como la película, la obra empieza con la voz en off del franciscano Adso de Melk.

Leer más »

Venganza

Tras oír a un actor recitar un monólogo sobre las penas de Hécuba, Hamlet (Acto II, escena 2) se hace una pregunta que podría traducirse así: «¿Y a ese qué le importa Hécuba?». Poco y nada, es la respuesta. Pero Hécuba le importa a Hamlet y, más aún, a Shakespeare.

Leer más »

Así pagan los pícaros

Con sólo un día de diferencia, acaban de estrenarse dos adaptaciones de novelas picarescas. ¿Casualidad o síntoma? Quienes no crean en las primeras notarán que ambas obras están producidas por el Grupo Smedia y que hasta se suceden en cartelera en orden cronológico: el Lazarillo (1554), que dio inicio al género, se interpreta los lunes en el Cofidis; mientras que El Buscón (1626), que muchos consideran su cumbre, sube a escena los martes, en el Infanta Isabel.

Leer más »

De vidas ajenas

El chico de la última fila empieza con un matrimonio abstraído en monólogos cruzados. Ella, Juana (Olaia Pazos), una galerista de arte, se queja del mercantilismo actual; él, Germán (Miguel Lago Casal), un profesor de Literatura de instituto, lee en voz alta unas redacciones de sus alumnos, que le parecen pura incompetencia pese a la simplicidad del tema: «mi fin de semana». No del todo en broma, comenta que «los bárbaros ya están en nuestras aulas». 

Leer más »

La contravida

Tras el éxito de La Chunga, el Teatro Español continúa el ciclo dedicado a Mario Vargas Llosa con Kathie y el hipopótamo, una obra que se inclina hacia la comedia donde la primera prefería el drama y cambia la crudeza por la fantasía reflexiva. La fórmula del espectáculo, no obstante, apenas ha cambiado: hay una estrella femenina al frente del elenco (Ana Belén en vez de Aitana Sánchez-Gijón), un coprotagonista masculino de primer nivel (Ginés García Millán en vez de Asier Etxeandía) y actores de oficio en los papeles secundarios.

Leer más »

Palabras mayores

La cuestión de quién es Don Quijote no es tan fácil como decir «el protagonista del libro de Cervantes». Uno puede considerarlo un loco irremediable, como hicieron los primeros lectores del libro, o, por el contrario, alinearse con los románticos alemanes para ver en él la contienda entre lo real y el ideal. Puede tomarlo por el lado del nacionalismo cervantista, subrayando la galanura castellana del hidalgo. Puede concentrarse en el texto, declarando a Don Quijote el prototipo del personaje realista, o irse a lo posmoderno y zanjar que el libro ya es una parodia del realismo y, por ende, el personaje un constructo autorreferencial o alguna otra cosa por el estilo. Lo cierto es que, desde cada una de las posturas anteriores, cabe decir lo siguiente: todas las demás se equivocan, cuando menos, en parte. Pero también aciertan en parte, por lo que las versiones no forman puros mentises, sino un rico sedimento para el brote de nuevos significados.

Leer más »

En el límite

Nueva York, esa «ciudad de pie», como la llamó Céline, continúa fascinando a los narradores. La fascinación recuerda a quienes siguen las tendencias que, en literatura, no hay ley tan implacable como la de los rendimientos decrecientes, y que cada novela sobre lo mismo vale menos que la anterior. Pero de tanto en tanto aparece un libro que sacude toda una tradición. Tal es lo que logra esta primera novela de Teju Cole, una narración plenamente neoyorquina, que redefine cuál es el material literario de Nueva York. No esperen, pues, una exploración de las fachadas de cristal, la modernidad palpitante, el dinero sucio, los asesinos con glamour o los demás tópicos a que nos tienen acostumbrados los DeLillos, los Austers, los Easton Ellis.

Leer más »

Teología y política

El tratado El monoteísmo como problema político constituye uno de los escritos más conocidos y a la vez más discutidos

Leer más »