Archivo Revista de Libros

Salsiccia contra Wurst

Echamos los dados a rodar, y salió Trento. Es una broma, claro. Queríamos irnos, mi mujer y yo, a un sitio más bien raro, más bien fuera del circuito, y se nos ocurrió que Trento era una candidata muy al caso. No conozco a casi nadie que haya estado en Trento, y la forma adjetivada, «tridentino», suena a algo remoto, adusto, y terrible.

Leer más »

Ocas del Périgord

¿Qué le ha caído a mi hijo en los exámenes de selectividad, sección filosofía? En el haz del impreso (opción A), la cosa iba de Aristóteles. Pase. Da uno vuelta a la hoja y se tropieza, de hoz y coz, con Wittgenstein. ¡Toma castaña! ¡Con Wittgenstein! El texto que había que comentar, ignoro si extraído de una de las traducciones que circulan por ahí o trasladado directamente del alemán, funde en un bloque único, sin puntos y aparte, las proposiciones 6.51 y 6.52 del Tractatus, más, a modo de propina, el párrafo inicial de la proposición 6.521. De nuevo, pase. No vamos a hacernos los estrechos. Preocupa más que la apostilla que orienta al estudiante en la comprensión del texto sea, más que una ayuda, una técnica de estrangulación, de esas que gastan los judokas.

Leer más »

Arriba y abajo

En la parada de Ópera, los taxis se acumulan formando una espiral que recorre la plaza en dos direcciones y se prolonga hasta invadir un tramo de la calle Arrieta. Los taxistas prefieren tirarse dos, tres horas esperando a que les llegue el turno, antes que rodar por ahí de vacío y consumir combustible sin ton ni son. 

Leer más »