Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Las máscaras negras del deseo

Marta Sanz conjuga con talento las inflexiones de esos oscuros objetos llamados género, sexo y crimen en una novela cuyo enigma importa menos que la respuesta ética que los personajes formulan, o dejan en suspenso, ante sus deseos más acuciantes. Arturo Zarco es contratado por los Esquivel para investigar el asesinato de su hija y confirmar, de paso, los prejuicios raciales que el matrimonio exhibe sin pudor alguno contra el yerno marroquí. Hombre leído y de apetencias sexuales heterodoxas, el detective cree estar exento de las estrecheces culturales de sus clientes, ser un profesional ajeno a las bajas pasiones de los demás. Sin embargo, al internarse en la casa madrileña de la difunta para sondear a los vecinos, la irrupción

Leer más »

Dos fantasías memorables

Polemista sin par de las letras argentinas, Fogwill apunta bien alto su mira impúdica en los libros reseñados y concibe una voz propia dibujando bigotes, martillos rojos y penes erectos sobre la figura de Jorge Luis Borges. Los dos cuentos incluidos en la edición española de Help a él, bajo el largo rótulo de «novelas breves», componen un díptico fúnebre ejemplar: sus placas relatan, desde la perspectiva masculina de los protagonistas, dos aproximaciones a la pérdida y a los circunloquios del duelo. El texto homónimo (1983) es una reescritura de El Aleph (1945), a su vez lectura taimada de la pasión de Dante por Beatrice Portinari. La narración de Fogwill no deja de lado los dilemas perceptivos y sintácticos que

Leer más »

Bolas de papel

En un pueblo imaginario de la actual Colombia se produce una excepción que habrá de confirmar la regla del nepotismo vigente: Louis Guillaume Gachancetá, hijo de un abogado indocto de convicciones chauvinistas tan pomposas como europeizantes, se convierte en el mejor bachiller del país e inicia un vertiginoso ascenso en el escalafón social. Fruto monstruoso de la mediocridad del entorno, Louis Guillaume ha sabido agenciarse una educación enciclopédica en la renovada lectura de una Larousse entrada en años y de unos cuantos libros expurgados. Dotado de semejante capital simbólico, su máximo objetivo es investirse con el apelativo de «doctor», único título reverenciado por los pobres y ansiado por las clases medias, disfraz de alcurnia, corona y aura de los caudillos

Leer más »

Sin fórmulas de cortesía

Narrar los años setenta ha sido y es aún hoy un imperativo ético y un desafío estético para la literatura argentina. Martín Caparrós ha abordado esa década desde sus inicios a través de la ficción con No velas a tus muertos (1986) y mediante la meticulosa recopilación de testimonios en los tres tomos de La voluntad (1999), una historia de la militancia revolucionaria en Argentina, como indica el subtítulo de la obra escrita junto con Eduardo Anguita. Con distintos marcos formales y un constante impulso polémico, ambos textos se centraron en la figura del militante, síntesis compleja de una época que pretendió realizar el ideario transgresor de los sesenta y alcanzar, con las armas, «la patria socialista» y el fin

Leer más »

Lápidas y corolarios

La vida errante de Horacio Castellanos Moya tiene un epicentro narrativo tan voluble como definido: El Salvador y sus alrededores. Amenazado de muerte tras la publicación de El asco (1997), una diatriba que desnudó sin recato la farsa de la ontología local, el escritor hondureño debió abandonar su patria adoptiva e iniciar una larga serie de exilios y mudanzas que se han plasmado en su obra como lentes nuevas con las que observar, a la distancia, los horrores del primer amor. Tirana memoria, su reciente novela, continúa este proyecto de indagación ficcional en torno a la historia de una región del globo que aúna centro y periferia en un istmo en permanente convulsión política. En 1944, mientras en Europa se

Leer más »