Del 11 al 17 de abril, la revista descansa por Semana Santa

Un Caín menor

La andadura de Ediciones Baladí es aún demasiado corta como para prever si, aprovechando la contracorriente generada en los últimos tiempos por las editoriales pequeñas, se consolidará como una alternativa seria y dinámica o se conformará con establecerse en uno de esos remansos independientes, más o menos efímeros, en los que la excepcionalidad cultural sustituye a la excelencia artística. De momento, y en lo que concierne a su colección Caleidoscopias, parece que se ha querido apostar por la calidad literaria desde el principio, tanto con la cuidada edición de los libros como con la elección de Cristina Cerrada, autora del segundo de sus títulos, Anatomía de Caín. La preocupación por la obra bien hecha ha caracterizado a Cristina Cerrada, en

Leer más »

Zapeo de varia lección

Aunque hace ya más de un trienio que la llamada «Generación Nocilla (Afterpop o Mutante)» popularizó el anuncio –y la prescripción– de un cambio de paradigma estético, el debate sobre la epistemología literaria del grupo (reacio a marchamos generacionales, pero activamente corporativista) aún acompaña sus nuevos títulos y protagoniza cada statu quo del panorama narrativo actual. Es evidente que el impulso del mercado, ávido de enfrentamientos y de marbetes simplificadores, impulsó la inercia de una querella clásica (antiguos contra modernos) que, además de engalanarse con el consabido brillo de lo novedoso (lo posmoderno en nuestro país ha sobrevivido como un ultramarino enlatado), se avivó con la ambición programática de los disidentes, que han sabido utilizar la web, refractaria a hegemonías

Leer más »

Atmósfera familiar

El amigo de invierno se ha presentado, con feliz oportunidad, como corolario del reconocimiento profesional de José Luis Borau (miembro reciente de la Real Academia Española) y, por tanto, ostenta la impronta de una visión del mundo cuajada en el oficio y en la competencia (en el lenguaje cinematográfico, sobre todo), lo que no significa que se haya aprovechado esa mirada de autor como pretexto para reciclar materiales de derribo; de hecho, hasta los lectores que desconozcan la trayectoria cuentística del zaragozano –Camisa de once varas, Premio «Tigre Juan», y Navidad, horrible Navidad, ambos de 2003– podrán percibir en el volumen, compuesto por cinco cuentos y una nouvelle, la sensación de encontrarse ante una atmósfera familiar; tanto, que a veces

Leer más »

El desencanto

La cuarta novela de Marta Sanz viene presidida, como las tres anteriores (y en especial Los mejores tiempos), por un aliento ético en el que se conjuga la revisión crítica de nuestra historia más reciente con una indagación intimista en los conflictos de sus personajes. En Animales domésticos esa apuesta por conciliar en un todo homogéneo lo público y lo privado se traduce, ya desde las primeras páginas, en la procedencia del andamiaje en el que se apoya la novela. De hecho, la cita de Miau que sirve de prefacio a la historia no sólo anticipa el tema de la misma, sino que también avisa de los presupuestos narrativos de los que se ha valido Marta Sanz para retratar a

Leer más »

Inconvenientes del paisanaje

Con una veintena de títulos publicados en una decena de años, Lorenzo Silva sigue engrosando su producción narrativa con la misma naturalidad con que se suceden los solsticios, y aunque parecen éstos peores tiempos para las lealtades literarias que para la admiración de estrellas fugaces, mantiene una nutrida y fiel parroquia de lectores que no sólo ha sido testigo de la génesis y del desarrollo de un universo de ficción sólido y coherente, sino que ha podido comprobar también cómo éste se ha sustentado en todo momento sobre los principios de la legitimidad literaria, lo cual, a estas alturas del partido, debe ser registrado antes que nada, más allá –o más acá– de la altura del vuelo estético alcanzada, como

Leer más »

De cartón

Cuando el cielo se caiga, galardonada con el XIXL Premio de Novela Corta Ateneo-Ciudad de Valladolid, es la tercera novela del periodista y escritor Francisco Galván (Madrid, 1958), que puede ver cómo hasta el momento los premios literarios van engalanando sus títulos: El rabo del diablo (2001), su segunda novela, resultó ganadora del Premio Diablo Cojuelo de Novela Picaresca. Si no en las decisiones de los jurados, al menos en las estimaciones editoriales sobre la proyección del autor es muy probable que se haya sabido reconocer su capacidad para sintonizar con ese tipo de novelas que goza de no poca fortuna (incluso en ciertas valoraciones críticas) y que, ejercido casi siempre por periodistas o personas relacionadas con los medios, se

Leer más »