Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Impostura y realidad

«Belano y Lima no eran revolucionarios. No eran escritores. A veces escribían poesía, pero tampoco creo que fueran poetas. Eran vendedores de droga.» Éstas son las lúcidas palabras de Alfonso Pérez Camargo (pág. 328), personaje insignificante de los muchos que desfilan por las páginas de Los detectives salvajes, la novela ganadora del último Premio Herralde. Con ellas se confirma una de las pistas –intuida desde el mismo principio de la obra– más sólidas que puede llegar a poseer el atribulado lector a la hora de asentar y asumir esta historia, tan densa como múltiple: la fuerza de la apariencia y la importancia del punto de vista, entre otros elementos claves. Historia narrativa, no se olvide, trenzada a su vez con

Leer más »

Transmitir la incertidumbre

Queda lejos aquel autor complejo y rico que escribiera, entre otras novelas, Off side y La saga/fuga de J. B., pero, con todo, su reciente entrega, Los años indecisos, todavía mantiene visible el listón de calidad que define a un verdadero escritor. Gonzalo Torrente Ballester, a lomos de un rosario de anécdotas sobre las que se asientan los episodios más sobresalientes de una vida que inicia en la madurez –la del narrador/protagonista de Los años indecisos–, ha sabido buscar la esencia de lo sencillo evitando ropajes innecesarios y yendo directo al meollo. En principio, digamos que la densidad se ha trocado en concisión, sin abandonar lo eminentemente literario, aunque no alcance el esplendor creativo de un pasado reciente. La última

Leer más »

Buscar más allá de la niebla

Pedro Sorela es uno de esos escritores, tan escasos, que intentan continuamente superar el simple acto de narrar –uno de los elementos considerados como más básicos en literatura actual– y también ir más allá del puro deleite de acogerse o refugiarse en el instante de la lectura. Apuesta en sus obras por el poder comunicativo del lenguaje, por la plasmación de una realidad cada vez más camaleónica y ficticia y por el placer peculiar de una intriga aleteante y apenas entrevista. Su narrativa es acumulativa y tiende a la densidad. Por ello, con cada entrega, obliga a quienes se acerquen a una de sus obras a recordar toda su producción anterior. Aunque su desconocimiento no es obstáculo para el disfrute

Leer más »

La variedad de Quién

Antonio López Ranieri, profesor universitario que se caracteriza por ser fiel representante de la mediocridad, está continuamente deseando salir del anonimato que le tiene atormentado. Esta lucha titánica, extremada por la tensión que conlleva la distancia entre ambos aspectos, hace que el personaje se decida a pergeñar las breves líneas y algunas de las anotaciones sobre las que bien pudiera descansar una novela que está dispuesto a escribir. Así se tiene noticia de Proyecto de monólogopara la soledad de G. H. Gilabert, idea inicial y germen del complicado meollo de Quién, la novela con la que Carlos Cañeque (Barcelona, 1957) ha conseguido el último Nadal, el de 1997. A partir de tan atractiva idea inicial, la novela de Cañeque va

Leer más »

La violencia de la desilusión

Un desencuentro que oculta otros varios, una historia en apariencia simple que se va complicando, una vida anodina que devendrá en rica, un pavoroso desierto de sentimientos y soledad –África Anglés– que estalla como un volcán, una pormenorizada exposición del ámbito familiar y sus fantasmas… Todo esto y mucho más es lo que fluye, con intensidad y medida, por el caudaloso torrente narrativo que Fernando Schwartz expone en El desencuentro, novela que –con merecimiento frente a lo que el premio nos tiene acostumbrados– se ha hecho con el «Planeta» del 96. Sobre la evocación y el recuerdo, en parte arteramente fijado por escrito –carta y diario–, el autor ha construido una densa historia de soledad y apariencias, atravesada de manera

Leer más »

Obsesiones de un narrador

El desorden de tu nombre ya marcó en 1988 un hito clave en la trayectoria narrativa de Juan José Millás (Valencia, 1946) porque, a través de la aventura vital de los personajes, condensaba los logros del mundo anteriormente imaginado por el autor y permitía rastrear gran parte de los especiales y fascinantes elementos que, poco a poco, lo habían ido modelando. En la actualidad, esta sexta novela de Millás vuelve de nuevo a tomar fuerza encabezando la Trilogía de la soledad; trilogía que se complementa con otras dos obras igualmente exitosas y repletas de enjundia como son La soledad era esto y Volver a casa. Todo un mundo, obsesionante, por el que afloran, torrenciales, problemáticas de gran calado que, además,

Leer más »