Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Cuentos en tensión

Esta antología del onubense Hipólito G. Navarro reúne una veintena de cuentos que, además de compendiar su trayectoria como autor de relatos, muestra las tensiones que se detectan en su obra literaria. Por un lado, está la tensión entre un narrador poderoso, con imaginación y oficio, y los personajes, que en muchas ocasiones luchan por salir a la luz y decir esta boca es mía. Por lo general, la polifonía pierde la partida ante el narrador. Por otro, se encuentra la tensión entre el lenguaje y los contenidos, una tensión que suele saldarse con el debilitamiento del asunto en aras de algunos brotes de ingenio más brillantes que sólidos. Por fin, la cuerda se tensa al máximo cuando el experimentalismo

Leer más »

Placer para todos

Todos los cuentos reúne en un volumen los cinco libros de relatos publicados hasta la fecha por Cristina Fernández Cubas. Aquí se encuentran desde el ya legendario Mi hermana Elba (1980) hasta el más reciente Parientes pobres del diablo (2006), sin olvidar Los altillos de Brumal (1983), El ángulo del horror (1990) y Con Agatha en Estambul (1994). También incluye el homenaje a Edgar Allan Poe titulado «El faro» (1997), un relato que, aunque no forma parte de ninguno de los títulos anteriores, se integra en el conjunto con absoluta naturalidad. El origen de «El faro» se encuentra en un encargo que hizo la editorial Áltera a varios autores, entre ellos a Fernández Cubas. Partiendo del cuento homónimo, apenas empezado,

Leer más »

Las confesiones de Ariadna

Según cuenta Ovidio en Las metamorfosis, el rey Minos de Creta había condenado a los atenienses a pagarle un tributo anual de siete varones y siete hembras durante nueve años. Minos entregaba los catorce jóvenes al sanguinario Minotauro hasta que, al tercer año, entre los varones enviados al sacrificio llegó uno llamado Teseo. Ariadna, la hija del rey, se enamoró de él, le entregó un hilo que el ateniense ató a la entrada del laberinto y, después de matar al Minotauro, huyó con ella. Más tarde habría de abandonarla en Naxos. Según Gustavo Martín Garzo en El jardín dorado, las cosas sucedieron de otro modo o, al menos, hay muchos otros modos de contarlo. Siguiendo la famosa recomendación de Horacio

Leer más »

Al final, tragedia

La narradora en esta primera novela de la poeta y profesora Juana Vázquez Marín es una niña llamada Sharba, una pequeña que desde el principio nos anuncia la razón por la que escribe: no quiere que la confundan con su madre, Yaiza. Partiendo de aquí, la novela avanza en una serie de secuencias presentadas como si fueran tomas cinematográficas, y a partir de estos retazos o, como dice la misma Sharba, «a saltos en el tiempo, tartamudeando», retrata a los personajes principales de la tragedia. Por un lado está Yaiza, la madre extranjera y supuestamente poco convencional, pero que en realidad reúne todos los rasgos de una persona caprichosa y malcriada en cualquier cultura. Por otro lado se encuentra Eduardo,

Leer más »

Memoria atlética

William Blake solía distinguir entre las musas de la memoria, a las que se encomendaban tradicionalmente los poetas, y las musas de la imaginación, a las que él quería para sí. En La lección de anatomía, Marta Sanz, que hace dos años quedó finalista del Premio Nadal con una novela que también llevaba título de cuadro (Susana y los viejos), se ha encomendado a las musas de la memoria para escribir la autobiografía de una mujer que rechaza la maternidad. No esperen ningún acontecimiento extraordinario. Los avatares resultan bastante comunes a lo largo de las más de trescientas páginas que narran los primeros cuarenta años de una mujer de clase media que ha vivido entre Madrid y Benidorm, que primero

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas