Bibliografía general de Juan Ramón JIménez
ANTONIO CAMPOAMOR GONZÁLEZ

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

En Juan Ramón de viva voz, que, en su versión definitiva, editó en 1998 y 1999 la editorial Pre-Textos, Juan Guerrero recoge un curioso testimonio, fechado en agosto de 1935: «[El poeta] ha estado recortando y pegando artículos para el libro de los críticos, donde va a resumir todos los ensayos y artículos sobre su obra que sean de alguna calidad. No importa el autor si ha sabido decir algo acertado; cuando los artículos son de censura, entonces sí los recoge. Por ejemplo, un ensayo de fray Candil, si es de elogio, lo tira al cesto, pero si es de crítica adversa, lo incluye». En carta del 15 de septiembre de 1949, Juan Ramón orienta a Graciela Palau de Nemes sobre el contenido ideal de la tesis de doctorado que proyectaba sobre él: «Una biografía exacta y sencilla. Críticas ejemplares, favorables y adversas, casadas unas con otras, como en una discusión. Sus opiniones particulares. Una síntesis final de mi época».

En los años siguientes, diversos críticos, entre los que destacan Francisco Garfias, sor Mary Ciria Huff, Olga Blondet, Donald F. Fogelquist y la propia Graciela Palau, emprendieron esa tarea de recopilación bibliográfica.

Sin embargo, muchos de estos meritorios trabajos presentaban notables lagunas y frecuentes errores. En ellos se descuidaba la clasificación de los estudios por grupos del mismo género, se transcribían defectuosamente o se desfiguraban algunos nombres, se omitían datos fundamentales para la localización de libros y de artículos, se anotaban reseñas con fechas aproximadas o caprichosamente supuestas, y, a veces, lo que resultaba más grave, se producían falsas atribuciones y se inventaban títulos.

Lejos de estas limitaciones, Antonio Campoamor, que ya había cuidado, con Fermín Solana, de la edición, en veinte volúmenes, de la poesía de Juan Ramón Jiménez en Taurus, nos ofreció en 1983 una rigurosa bibliografía que recogía, en 9.070 entradas, toda la actividad en torno a este autor, en España y en América, durante ochenta años. A ella incorporó, además, las fichas de los artículos contenidos en el libro de Matica Goulard de Westberg, Juan Ramón Jiménez y la crítica en Escandinavia, y parte del material de los archivos de Ricardo Gullón, de Francisco Giner de los Ríos, de Juan Ramón Jiménez en Madrid y de la biblioteca Lenin de Moscú. También incluyó una importante relación, facilitada por la viuda de Juan Guerrero, de obras inéditas del poeta escritas antes de 1936.

Esta Bibliografía se ha incrementado notablemente ahora con lo publicado sobre Juan Ramón Jiménez desde la celebración, en 1981, del centenario de su nacimiento, lo que dio lugar a una abrumadora cantidad de ensayos, artículos, conferencias, homenajes y libros. En las 12.163 fichas que incluye, figura, agrupado por materias, todo lo que, aparecido en libros, revistas, periódicos, folletos y publicaciones de cualquier carácter (desde los trabajos de primer orden hasta las más insigificantes aportaciones), puede contribuir al entendimiento de la personalidad y de la obra de este autor. Así, junto al profundo estudio del especialista, del filólogo o del erudito, aparecen los trabajos publicados sin firma, los artículos de fondo y las páginas editoriales de diversas publicaciones. De gran interés es la enumeración de tesis doctorales, de emisiones de radio y de televisión y de conferencias, constituidas generalmente por breves notas periodísticas o artículos que sólo de modo tangencial hablan de él.

Cada una de las entradas lleva las anotaciones precisas. Más extensas y con detallles adicionales las que se refieren a libros, folletos, revistas y periódios que recogen parte de su obra. La ausencia de signos convencionales, siglas o abvreviaturas agiliza la consulta e impide posibles y fáciles erratas.

Esta Bibliografía pone de relieve los vaivenes de la crítica en torno al poeta a través del tiempo. Lo más sorprendente es, quizá, que, con anterioridad a la concesión del Premio Nobel, el número de trabajos que se le dedicaron no se correspondía con la importancia trascendental de su obra, a pesar de su atención vigilante y agradecida a los críticos que se ocuparon de ella, como revela con creces su correspondencia con Gerardo Diego, Dámaso Alonso, Germán Bleiberg, Ricardo Gullón, José Luis Cano o Antonio Vilanova.

También es verdad que no ahorró sus más acerados dardos contra lo que consideró una crítica ramplona o equivocada y que, pese a su desprecio probado del halago fácil y de las actitudes serviles y a que, según confesaría a Amado Alonso y Rafael Alberti, nunca atacó si no fue atacado, mostró una sensibilidad especial ante la animadversión, real o supuesta, que creía advertir en los demás (recuérdese su actitud frente a Pedro Salinas, Jorge Guillén, José Bergamín o León Felipe).

Juan Ramón escribió en otra ocasión: "Yo no tengo otra cosa que hacer en el mundo que meterme en mi obra y darla toda; cuando todo esté dado, entonces que hagan o digan todos lo que quieran".

Esta recopilación de Antonio Campoamor, lo mismo que la incesante reconstrucción de proyectos de libros del poeta (la última ha sido la de Un andaluz de fuego: Francisco Giner de los Ríos), constituye un paso importante para ello; algo que sólo podrá ser definitivo cuando exista una edición rigurosa y solvente de su producción literaria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Últimas publicaciones

Últimos Libros