Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Nosotros y nosotras. Notas sobre el «lenguaje inclusivo»

Al llamado «lenguaje inclusivo» se le suele objetar su carácter chirriante y arbitrario, sin reparar en que a menudo sus problemas van más allá y su empleo hace de enunciados simples paradojas dignas de un Zenón de Elea. El otro día, por ejemplo, hojeando un libro de la mesa de novedades de una librería, topé con esta expresión en el frontis de un capítulo: «Nosotros y nosotras…». Mi comprensión lectora quedó atrapada por este curioso sintagma autodestructivo. Con cierto fastidio, pero sin violar la lógica imperfecta de los lenguajes naturales, uno puede decir «ellos y ellas» o «vosotros y vosotras»: a un conjunto de varones se yuxtapone otro de mujeres. No sucede lo mismo con «nosotros y nosotras»: el sentido

Leer más »

El nombre de la violencia

Me sorprendió (pero solo un poco) que el diario El País titulara una noticia así: «El juez del Constitucional Fernando Valdés dimite tras ser procesado por malos tratos». Mi extrañé porque pensaba que la doxa imperante para hablar de violencia contra la mujer había proscrito el sintagma «maltrato» o «malos tratos», así como «violencia doméstica», a favor de «violencia de género», como única forma correcta de designar modos de violencia que sufren preponderantemente mujeres, desplazando en su uso también al de «violencia machista», aún no retirado de la circulación. 

Leer más »

El demiurgo impaciente. Azaña para millenials

¿Quién es Manuel Azaña para mi generación? Cada hornada española en los últimos cien años ha tenido el suyo y lo ha interpretado a su modo. Nacido en 1880, para sus coetáneos fue el político de floración tardía y deslumbrante que encarnó, con voluntad prometeica al principio y estoicismo de mártir al final, la Segunda República. Un hombre solitario y arisco cuya elocuencia podía reunir a doscientas mil almas en campo abierto pero a quien le sobraba con las orejas para contar a sus amigos. La fascinación irradiaba, recordemos, a izquierda y derecha: la primera biografía, admirativa, la escribe en 1932 el fascista Giménez Caballero y, en octubre de 1935, Jose Antonio aún advierte esperanzado en Azaña «la ocasión cesárea» de realizar los destinos del país.

Leer más »

¿Quién es nacionalista? (II)

Nos preguntamos por el significado que cabe dar a «nacionalista» en nuestros días. Dado el cariz peyorativo que en la Europa posbélica tiene el término, nuestra preocupación pertenece menos a la semántica que a la pragmática del lenguaje: ¿A quién se puede llamar, con sentido y rigor, «nacionalista», en el debate público?

Leer más »

¿Quién es nacionalista? (I)

La renacida popularidad de la derecha nacionalista de timbre antiliberal ha traído una impetuosa inflación del adjetivo «fascista» en muchos análisis. Cansado de ver brincar el calificativo como una liebre atolondrada, el italiano Emilio Gentile –sin disputa el mayor experto mundial en el fascismo histórico– dio a la imprenta hace poco un breve guiaburros que Alianza Editorial ha tenido el acierto de publicar en España, que falta nos hace. El librito entra al bulto en el propio título: ¿Quién es fascista?. Su recomendable lectura me hace pensar en lo necesario que sería un empeño análogo con otro epíteto rampante que se vuelca sin cesar en la acera del adversario: nacionalista. Otro título para la pesquisa podría ser: Nacionalista¿a quién llamárselo?

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas