Del 11 al 17 de abril, la revista descansa por Semana Santa

Will Kymlicka y el liberalismo 

La sombra de John Rawls es alargada. Desde la publicación de su Teoría de la justicia, la interpretación filosófica del liberalismo como doctrina moral y política se ha proyectado en múltiples direcciones. El punto de partida y de llegada de un orden político liberal debe ser la salvaguarda de los derechos de individuos racionales y moralmente autónomos. Sin embargo, la introducción del lenguaje liberal de los derechos en el ámbito de la cultura presenta considerables dificultades. En las filosofías neocomunitarias los contenidos culturales han sido fundidos en la idea de una Gemeinschaft moral reivindicada frente a los supuestos efectos disolventes del liberalismo. Will Kymlicka intenta en esta obra la difícil conciliación de ambos extremos: una defensa de la autonomía individual

Leer más »

Tiempo de subjetividad

Manuel Cruz nos presenta este texto como continuación, como desarrollo teórico de la problemática que se escondía en los trabajos que componían aquel otro colectivo que él mismo coordinó hace unos años: Individuo, Modernidad, Historia (Tecnos, Madrid, 1993). En efecto, aquella insistencia en el carácter fronterizo del discurso histórico con otros discursos de lo humano, y que ha venido vertebrando también muchas de sus últimas aportaciones –que siempre he seguido con el máximo interés–, parecía tender a plantear con mayor entidad la cuestión de la crisis del sujeto moderno. Pero, como el mismo Cruz intuye, lo que aquí se aborda es algo más que una mera prolongación. Parafraseando el título del escrito de Rafael Sánchez Ferlosio –que Antonio Valdecantos analiza

Leer más »

Lecciones de rencor

En 1974, el trotamundos o trotaciudades Jesús Pardo, conocido periodista, decide instalarse en Madrid para iniciar, a sus casi cincuenta años, una nueva carrera, la de novelista. Empieza a publicar una serie de novelas de marcado carácter autobiográfico (Ahora es preciso morir, Ramas secas del pasado, Cantidades discretas, Eclipses), en las que a la reconstrucción de su propia vida se une un duro retrato del conformismo de la época, empezando por el de la propia familia. Podría decirse que Autorretrato sin retoques es recapitulación y epílogo, en forma de memorias, de su mundo ficticio. Literariamente, es el resultado de tres experiencias: la del género propiamente dicho, al que Pardo se atiene con admirable rigor, la del pragmatismo periodístico, donde lo

Leer más »

El espacio político de las diferencias

El liberalismo político es la segunda gran aportación de Rawls a la filosofía política. Escrito veinte años después de Una teoría de la justicia, replantea las tesis que centraron el libro anterior. En estas páginas, Carlos Thiebaut estudia las complejas relaciones entre ambos textos. Y Antoni Domènech, experto en Rawls y traductor de El liberalismo político, abre una perspectiva crítica sobre la "nueva" y "vieja" filosofía rawlsiana. 

Leer más »

Vidas de poeta

Para ser una primera novela, Fuegos con limón manifiesta una ambición literaria considerable, una de esas ambiciones por las que (soy testigo) un poeta dedica ocho años a la forja paciente, tozuda, de una escritura narrativa personal. Ambición de estilo, desde luego, porque su prosa administra con soltura registros y maneras, y logra elegancias que los relatos de estos días no frecuentan y en las que se percibe el eco de nuestros clásicos. Pero su ambición más evidente es tramar una historia entretenida, que enmascara las audacias técnicas y se deja leer con la naturalidad de un clásico. Hilario Goicoechea, su protagonista y narrador, decide ser poeta. En busca de renombre, se anima a participar en los enredos de otros

Leer más »

El mal trago de Obélix

Casi cuarenta años después de que la revista Pilote tuviera el inmenso acierto de publicar las primeras aventuras de la victoriosa aldea gala de Armórica, cuyos valerosos habitantes sólo temen que el cielo se desplome sobre sus cabezas, desde ese primer Astérix el Galo, han cambiado algunas cosas a pesar de que Abraracurcix todavía es el jefe, Asuranceturix el bardo es un encantador pelmazo y los romanos siguen estando locos. Los ingeniosos gags del ya desaparecido Goscinny perdieron gracia, al hacerse cargo de los guiones el dibujante Uderzo. Aun así, siempre es de agradecer la aparición de un nuevo álbum de la archifamosa serie, que, en esta ocasión, coincide con el centenario de del cómic moderno. El título alude a

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas