Archivo general de Revista de Libros

El otro calentamiento global

En el mundo literario ha sido un año fantástico para el sexo. No me refiero a los romances de una noche que, dicen, surgen cada vez que agentes, editores y demás peritos de las bellas letras llegan a una capital para tambalearse de cóctel en cóctel, con la excusa de que allí se celebra una feria del libro. De eso hay poca información fehaciente. Me refiero al estallido comercial de la trilogía Cincuenta sombras de Grey, con su onda expansiva de márketing sicalíptico. Ha sido el año en que se vieron, casi seguro por primera vez, esposas forradas de peluche, como las que usa el protagonista homónimo, en los escaparates de varias librerías de Madrid. Y ha sido el año en que, al menos en una de ellas, se atrajo a clientes con expositores temáticos sobre los que la trilogía se alzaba como una torre, rodeada de Kama Sutras, ensayos sobre el porno, colecciones de desnudos, libros de la colección rosa «La sonrisa vertical» y hasta una «historia cultural», traducida del alemán, titulada Vulva

Leer más »

Mejor mirar hacia otro lado

El quid del Informe Browne y de la política gubernamental británica en relación con la educación superior radica en una sencilla noción basada supuestamente en la economía: que la introducción de las fuerzas del mercado en el ámbito de la educación superior empujará simultáneamente al alza la excelencia y a la baja los precios. La confianza de la que han hecho gala los ministros a la hora de predecir estos efectos resultaría más tranquilizadora si no estuviera reñida con la evidencia de que lo que está sucediendo es precisamente lo contrario. La lista de universidades decididas a cobrar en concepto de tasas de matrícula una cantidad cercana al límite más alto de nueve mil libras no deja de crecer.

Leer más »

Los héroes olvidados de Franco: la mula y la sardina

¿Por qué ganaron los nacionalistas la Guerra Civil? La explicación oficial de los vencedores fue inequívoca. El decreto que concedió a Franco la Gran Cruz Laureada de San Fernando al comienzo del desfile de la victoria el 19 de mayo de 1939 en Madrid hacía referencia a «el Generalísimo, iniciador y verdadero artífice de nuestro glorioso Movimiento», que «con su genio supo ganar la guerra». Los vencidos, naturalmente, estuvieron en desacuerdo. Su principal explicación se encuentra bien expresada por el líder exiliado anarquista, lleno de amargura, Diego Abad de Santillán, en sus memorias de 1940, Por qué perdimos la guerra. Para él, el resultado del conflicto fue la consecuencia inevitable de «la poderosa ayuda italo-alemana prestada a nuestros enemigos, en hombres y en material bélico» y «la complacencia criminal de los llamados Gobiernos democráticos, autores de la farsa inicua de la no-intervención».

Leer más »

Un libro sobre Pitágoras

Pocos personajes de la Antigüedad se nos presentan con perfiles tan variados y contradictorios como Pitágoras. Autores del arcaísmo tardío y de comienzos de la época clásica, entre los siglos VI y V antes de Cristo, como Heráclito, Empédocles y Heródoto, nos legaron ya sobre él juicios admirativos o denuestos, encomios de su sabiduría o acusaciones de falsedad. Por citar algunos casos significativos, Empédocles, el poeta-filósofo de Acragante (Agrigento) del siglo V a. C., se refiere a él como un verdadero modelo de sabio. 

Por su parte, Dicearco, un filósofo peripatético de los siglos IV-III a. C., describe el poderoso atractivo del personaje y la expectación que produjo a su llegada a Crotona.

Leer más »

Crisis y globalización 

La crisis financiera de 2008 ha desencadenado la Gran Recesión, que todavía estamos padeciendo, y también, aparentemente, ha puesto fin al movimiento de protestas contra la globalización, martillo de las instituciones multilaterales, que tan activo había estado en las calles desde mediados de los años noventa. Dominada por activistas, la antiglobalización era el único núcleo unificador en una coalición circunstancial de grupos de las ideologías más varias: grupúsculos antisistema, comunistas recalcitrantes, partidarios del comercio justo, feministas radicales, ecologistas, sindicatos tradicionales, ONG de desarrollo y empresarios de la industria cultural, entre otros. Las primeras protestas se desarrollaron en Madrid en 1995, con ocasión de las reuniones de las asambleas del FMI y del Banco Mundial, y se hicieron violentas en Seattle en 1999, reventando la celebración de la reunión ministerial de la Organización Internacional del Comercio (OMC), para alcanzar su cosecha de un muerto y varias decenas de heridos en enfrentamientos de los globófobos con la policía en la reunión del G-8 en julio de 2001 en Génova.

Leer más »

Una genealogía de la desilusión

Para aquellos que esperábamos que la elección de Barack Obama supusiera un alejamiento de las políticas de derechas, el fracaso de liderazgo del presidente ha sido clamoroso. Muy pocas veces unas expectativas desaforadas, y aun las escépticas o cautelosas, se han visto desinfladas con tanta rapidez. Desde el mismo momento en que anunció su equipo y los nombramientos de su gobierno (Rahm Emanuel, Timothy Geithner, Lawrence Summers, Hillary Clinton, Robert Gates et altera), quedó claro que Obama tenía la intención de manejarse con las mismas reglas de Washington que habían generado los desastres resultantes de las decisiones de George W. Bush, y que él había heredado. Obama se había retirado, como de costumbre, a los dominios de la política. Nunca miró hacia atrás. No hacía falta ser un utópico sentimental para sentirse desilusionado.

Leer más »

Éramos hermosos, pero estábamos feos

«Éramos altos, pero estábamos bajitos»: así he descrito en repetidas ocasiones nuestra situación hace medio siglo, en una época en la que también circulaba una definición del español como «hombre bajito, con cara de mala leche, que siempre piensa que podría —– mucho más»; versión castiza del «feo, católico y sentimental» del valleinclanesco marqués de Bradomín.

¿Éramos hermosos, pero estábamos feos? Genética aparte, los españoles éramos entonces, como ahora, meros reflejos de las circunstancias, hijos de ellas. A principios de los años sesenta, los alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos hacíamos estudios individuales de nuestras propias dietas y en la mayoría de éstas se encontraban carencias de calcio y vitamina A. La carencia de calcio se debía al gran desfase que existía entre la producción y las necesidades de productos lácteos.

Leer más »

Anonymous: la propaganda por el bit

En la madrugada del 5 de noviembre de 1605, Guy Fawkes, un británico convertido al catolicismo que había llegado a luchar en los Países Bajos del lado de España contra la reforma protestante, fue detenido cuando se disponía a hacer saltar por los aires el palacio de Westminster detonando treinta y seis kilos de dinamita. Su intención no era otra que asesinar al rey, Jaime I de Inglaterra y VI de Escocia, como primer paso de una conspiración para restaurar el catolicismo en las islas británicas. Tres meses después, Fawkes se rompió el cuello al saltar desde las escaleras que lo conducían al patíbulo. La fecha de su muerte es aún hoy motivo –o pretexto– para la celebración: en toda Gran Bretaña arden muñecos con su efigie y se proyectan fuegos artificiales. Y aunque su figura ha estado siempre presente en la cultura inglesa, su ingreso en la más amplia nómina de los iconos populares globales tiene sus raíces en la publicación del cómic V de Vendetta en 1988.

Leer más »

Los esclavos felices

El lector que se sienta atraído por el título del libro, pero no disponga de mucho tiempo, o al que sus preferencias le inclinen más a una visión resumida que a una lectura crítica y sosegada, puede limitarse a leer la Presentación, el apartado final del capítulo V, titulado «Las tres crisis de la economía española», y el epílogo del libro, «Socialdemocracia hoy». Obtendrá un panorama bastante fiel del propósito del autor, pero se perderá la brillante exposición, por parte de un excelente economista, de una cuestión política de máxima actualidad: a saber, por qué la socialdemocracia no consigue nunca llevar a cabo plenamente sus objetivos económicos y sociales de reforma sin desgarrarse internamente.  Por ello aconsejo leer el libro de la primera a la última página: vale la pena.

Leer más »

Contarlo para crearlo

En febrero de 1944, Primo Levi fue deportado a Auschwitz junto con otros seiscientos cincuenta judíos. Desde entonces se ha podido identificar únicamente a cuatrocientos noventa: el resto tienen la consideración oficial de «personas desconocidas» y han desaparecido sin dejar huella: nadie sabe quiénes eran ni de dónde venían. Levi –uno de los sólo veinticuatro supervivientes judío-italianos del transporte– regresó a Italia en el otoño de 1945 y la necesidad de dar testimonio era tan intensa que empezó a anotar, desordenadamente, pensamientos y hechos, conversaciones, cosas vistas y oídas en Auschwitz, en el reverso de billetes de tren, trocitos de papel, paquetes de cigarrillos aplastados: en cualquier cosa que pudiera encontrar. 

Leer más »

Rapsodias bosónicas

El pasado 4 de julio se anunciaba en el auditorio del CERN en Ginebra el descubrimiento de una nueva partícula. En los días previos, el pequeño mundo de la Física de altas energías era un hervidero de rumores propagados a través de diferentes blogs. Todo indicaba que las señales anunciadas antes de la Navidad no habían desaparecido con los datos acumulados durante la primavera y que la palabra mágica «5 sigmas»  sería pronunciada a lo largo de la presentación. Y así fue finalmente. 

Leer más »

El fascismo paradigmático

La era del fascismo se encuentra cada vez más alejada en la historia, pero en la retórica política parece hallarse permanentemente con nosotros. El fascismo concluyó en medio del fracaso y la destrucción más catastróficos jamás vividos por ningún movimiento político moderno, y rápidamente pasó a formar parte de la jurisdicción de la historia. 

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas