Archivo Revista de Libros

La economía frente al sentido común

Hace unos meses circuló en las redes sociales un vídeo de 2007 en el que un par de campesinos sorianos anticipaban el desbarajuste económico en el que andamos. La predicción de aquellos hombres no tenía otro fundamento que el sentido común, ese que se condensa en el viejo saber según el cual «no se puede estirar más el brazo que la manga». Al terminar la visión de la grabación no pude por menos de acordarme de las cobardonas respuestas de los notables economistas de la London School of Economics a la pregunta de la reina de Inglaterra: «¿Cómo es que ustedes no lo vieron venir?». La cobardía, en cierto modo, hablaba bien de los economistas, de su vergüenza torera: una emoción que, según parece, no cabe dar por supuesta en ese gremio. Otra cosa era la precipitación de las contestaciones, como si los pillaran de improviso. Eso resultaba más difícil de entender, no ya porque unos cuantos –sin levantar mucho la voz, eso sí– habían avisado de lo que podía llegar a suceder, sino sobre todo porque, a estas alturas, con lo baqueteados que estaban, deberían venir de casa con las respuestas ensayadas, como los políticos.

Leer más »

La reacción de la izquierda

Cierta izquierda ha confundido la crítica de la democracia liberal con el apoyo a las peores de sus alternativas. Nadie ha denunciado en Francia este fenómeno con tanta valentía y agudeza como Caroline Fourest, no sospechosa en absoluto de proximidad a la derecha conservadora

Leer más »

Algo más que películas

Ovejero concluye que el camino más prometedor para la reflexión estética es la exploración de teorías específicas asociadas a cada disciplina artística y a sus medios expresivos.  
Leer más »

Purga estética

La filosofía académicamente respetable puede que sea algo más que analítica, pero, por lo menos, es analítica. Si la entendemos en un sentido amplio, como una estrategia de clarificación conceptual que incluye, en primer lugar, atender a los resultados de la investigación científica, no es un exceso sostener que, desde la inmediata posguerra, la filosofía analítica señorea la filosofía de la ciencia y la filosofía moral…

Leer más »

El rayo que no cesa

El nacionalismo tiene pocos argumentos. Y, en su mayoría, averiados. Pero a los nacionalistas les da lo mismo. Una y otra vez los repiten sin atender a razones o datos, sin sentirse obligados a replicar a las críticas. Su proceder se sustenta en dos tesis que, combinadas en distinta proporción, abastecen un magro argumentario y una minuciosa y persistente práctica.

Leer más »