Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

La elegancia del discípulo

Crear PDF de este artículo. Cuando Gadamer murió el 13 de marzo de 2002 era ya un clásico viviente, celebrado en tres continentes, paseado por amigos y discípulos, objeto de constantes homenajes y respetuosamente escuchado en los medios de comunicación. A diferencia de su maestro Heidegger, o de otros pensadores paradigmáticos del siglo XX, como Sartre o Russell, ni la persona ni el pensamiento de Gadamer han sido signo de contradicción. Ni filias ni fobias han acompañado su carrera intelectual, que sólo ocupó –y luego trascendió– el limitado espacio académico alemán a partir de la publicación en 1960 de Verdad y método. Su figura ha sido más bien una encarnación permanente del significado último que quiso dar a la hermenéutica

Leer más »

París era una fiesta

Crear PDF de este artículo. Es difícil de creer. Que una historia del estructuralismo en dos gruesos volúmenes sea, además de rigurosamente informativa, notablemente amena y de lectura amable parece algo increíble. Pero es así. Sin duda, uno de los mayores aciertos del autor es el procedimiento seguido, que no solamente consiste en poner en juego su conocimiento de la materia y en exhumar la voluminosa y complejísima bibliografía primaria, sino en presentar al mismo tiempo el resultado de un elevado número de entrevistas realizadas a los protagonistas del fenómeno; ello contribuye a dar a esta obra la factura de una reconstrucción del ambiente de la época, que hace que lo narrado en sus páginas no se perciba sólo como

Leer más »

La revolución coronada

Crear PDF de este artículo. La Revolución Francesa fue el espejo en que se contemplaron fascinados los líderes soviéticos hasta que Stalin acabó con todos ellos. Su familiaridad con los grandes momentos de vértigo que dieron al traste con el Antiguo Régimen impregna su obra escrita, sus discursos, sus «análisis concretos de las situaciones concretas», sus aterrorizadas reflexiones en víspera de los interrogatorios finales. Para algunos Lenin fue el impulsor no sólo del Terror revolucionario, sino también del Thermidor soviético, cuando la Nueva Economía Política vino a enterrar el «comunismo de guerra» y a crear una «nueva clase» de propietarios que remedaba a aquella jeunesse dorée desafiante tras la caída de Robespierre. Para Trotsky, Stalin encarnaba el Brumario comunista, el

Leer más »

Sereno desasosiego

Crear PDF de este artículo. A veces, no muchas, el Premio Nacional de Poesía acierta a sorprender y pone por un rato bajo los focos una obra y a un autor que, de otro modo, seguirían siendo oscuros incluso para los ojos avezados a las medias luces de los lectores habituales de poesía. Así sucedió con el concedido en el pasado 2003 a esta compilación de la poesía de Julia Uceda (Sevilla, 1925). Entre los comentarios de actualidad que suscitó el galardón –que lo fueron fugazmente, claro está–, uno de los reiterados fue que se trataba de la primera vez que se otorga el premio a una mujer. No sé si el dato tiene que ver con la historia de

Leer más »

En Cataluña

Crear PDF de este artículo. Colm Tóibín (Enniscorthy, Irlanda, 1955) vivió entre 1975 y 1978 en Barcelona, ciudad que ocupa lugar de preferencia en su geografía sentimental y a la que se ha dedicado –orwellianamente– un libro que lleva el título significativo de Homenaje a Barcelona. Así las cosas, no parece extraño que la primera novela de Colm Tóibín, El sur, de 1990 y que ahora aparece en castellano en acertada versión de José Manuel Álvarez Flórez, se desarrolle en parte en Cataluña, con esporádicas localizaciones en Barcelona. El sur arranca en la Ciudad Condal, en el otoño de 1950, con la llegada de Katherine Proctor, mujer irlandesa protestante en sus orígenes quien, habiendo abandonado a su esposo e hijo,

Leer más »