Diccionario de árabe culto moderno. Árabe-Español de Julio Cortés


Diccionario de árabe culto moderno.Árabe-Español
JULIO CORTÉS
Gredos, Madrid, 1996

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Las relaciones entre lo árabe y lo español poseen una vertiente cultural notabilísima y una marcada singularidad histórica. Los intereses compartidos produjeron, así, primicias en la actividad lexicográfica europea, como representó el Vocabulario arábigo en letra castellana de P. de Alcalá (Granada, 1505), imagen de una pasada vitalidad lingüística, que recubría una alta vitalidad vivencial, que aún se mantuvo en la Edad Moderna (lo prueba el Diccionario manual árabe-español de F. Cañes, Madrid, 1776), pero decayó en la Contemporánea, sin que la etapa africanista cuajara entre nosotros un diccionario suficiente, representando los límites de lo entonces compartido. Por paradoja no rara, carecimos de un Diccionario árabeespañol del siglo XX, hasta que F. Corriente, en 1977, publicó uno del árabe clásico y moderno, útil para varias demandas de estas complejas relaciones España-mundo árabe, que cada vez van a más.

En esta situación de aumento, este Diccionario de árabe culto moderno. Árabe-Español engalana nuestra tradición lexicográfica y aporta una materia reunida sobre la misma lengua árabe moderna, acumulada durante cuarenta años de estudio y uso por Julio Cortés, profesor de Árabe y de Español en la Universidad de Carolina del Norte, y que localiza su Diccionario entre «Damasco, 1956, y Chapel Hill, 1996». Este Diccionario se sitúa, en su género, entre los más amplios de los realizados en Europa en este siglo, con sus 9.000 entradas principales, 24.000 secundarias, 110.000 equivalencias; entre los más completos en temas, con léxico científico y técnico y cultural en su mayor sentido; seguramente el más vigente (con terminología informática). Producir un Diccionario es definir y asumir un espacio: algo tan simbólico como trazar un mapa: de inmediato, se define y define sus posibilidades y sus intereses quien lo traza. Desde luego, nuestro país va reocupando un lugar, que fue propio, en la larga relación de lo europeo y lo árabe.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Últimas publicaciones

Últimos Libros