Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

José Antonio: vida, ideario y recepción

En un libro publicado hace un par de décadas, señalaba Stanley G. Payne que José Antonio Primo de Rivera, el «José Antonio» de la Falange, era el segundo español del siglo XX, luego de Francisco Franco, a quien se habían dedicado más estudios biográficos. En los años transcurridos desde entonces se han agregado varias docenas de ensayos, libros y artículos sobre el personaje con el fin de recuperar nuevos detalles de su vida, fijar su papel como dirigente e ideólogo del fascismo español o resituar su figura en las coordenadas políticas de la Segunda República a la luz de las recientes investigaciones sobre el período. En esta producción bibliográfica, abierta ya en los años treinta, abundan los textos «apasionados» de apologética y son mucho menos numerosas, aunque de apasionamiento similar, las monografías destinadas a demonizar al personaje. Y contamos también con una cantidad relativamente pequeña, aunque creciente conforme aumenta la distancia cronológica con el personaje y sus epígonos, de investigaciones académicas dotadas de la necesaria objetividad y de una metodología rigurosa.

Leer más »

¿Seremos capaces de innovar?

Pocas dudas pueden existir acerca de que el persistente paro es el gran problema de la economía española, con evidentes implicaciones económicas y con enormes costes sociales. El paro ha encabezado tozudamente la lista de preocupaciones de los españoles en los periódicos sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas; tan solo el terrorismo y la amenaza de ETA generaron una preocupación similar hasta que la banda terrorista declaró el alto el fuego. Su importancia no disminuye: mientras la media de la eurozona había recuperado en 2016 el nivel de empleo previo a la crisis, en España este era todavía un 11% inferior al de 2007. Y tenemos aún dos millones y medio más de parados que al inicio de la crisis, a pesar de la salida de inmigrantes. El continuado y elevado paro tiene muchas facetas, difícilmente reducibles a unas escuetas cifras: a) las limitaciones de nuestra estructura productiva para crear empleo y, muy especialmente, para crear empleo de calidad, de alto valor añadido, estable y con salarios adecuados a tal nivel de capacitación; b) la dificultad para incorporar de nuevo a los parados al mercado de trabajo y su consecuencia natural, a saber, un elevado paro de larga duración, reflejo a su vez de una inadecuada estructura de las políticas activas de empleo y un insuficiente desarrollo de los procesos de formación continua, especialmente de la formación en el puesto de trabajo; c) el reducido peso de las actividades de emprendimiento.

Leer más »

La despoblación, desenfocada

Ocurrió el 25 de octubre de este año, durante la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso, centrada especialmente en los sucesos de Cataluña. Una diputada hizo esta pregunta a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente: «Señora ministra, a la luz de hechos como que Castilla y León pierde sesenta y cuatro habitantes ?es decir, siete personas por provincia y día? que tienen que emigrar, que no encuentran empleo ni ninguna posibilidad, que más de dos mil quinientos pueblos en España están en riesgo de desaparecer en los próximos quince años, que ciento cinco comarcas rurales están dentro de lo que la Unión Europea considera desierto demográfico, o que en los últimos diez años hemos perdido ochenta y dos explotaciones diarias, en su gran mayoría pequeñas y medianas, ¿qué va a hacer el Gobierno para hacer frente a la despoblación en las zonas rurales?»

Leer más »