Del 11 al 17 de abril, la revista descansa por Semana Santa

Una sombra más que alargada

Tal vez más de uno se pregunte si todavía tienen cabida en el nutrido anaquel de la Leyenda Negra otras quinientas páginas más fruto del esfuerzo de nada menos que quince autores. La ocurrencia fácil consistiría en proclamar ya mismo que las sombras acostumbran a magnificar la entidad de los objetos que las producen. Casi un centenar de aquellas páginas, por ejemplo, constituyen el «Estudio Preliminar» de los editores, quienes también contribuyen con dos de los catorce capítulos que completan el volumen. Se comprende la pertinencia de tamaña introducción: no es fácil dotar de coherencia a semejante cantidad de materiales. De éstos abundan los debidos a historiadores de distinto pelaje (de la ciencia, de la literatura, del pensamiento político), como es lógico, historiadores que cubren las edades moderna y contemporánea anunciadas en el título. Comparecen también un sociólogo y un antropólogo.

Leer más »

¿Una nueva revolución larvada?

La revolución de 2011 en Egipto se resume a menudo en una narración simple y cerrada: inspirados por la Primavera Árabe en Túnez, los egipcios se lanzaron a la calle para deshacerse de su propio dictador, Hosni Mubarak, que se vio obligado a dejar el poder. Las primeras elecciones democráticas del país resultaron en la victoria de la fuerza política mejor organizada y más conocida entre la población, los Hermanos Musulmanes. Sin embargo, el presidente Mohammed Morsi resultó ser tanto incompetente como despótico, lo cual provocó nuevas manifestaciones multitudinarias exigiendo su dimisión. El ejército aprovechó la ocasión para erigirse en defensor de la voluntad popular y retomar el control, en un golpe de Estado apoyado por muchos egipcios que temían que su país siguiera a Libia y Siria en el descenso hacia la guerra civil. 

Leer más »

Con el método científico en la mochila

La «materia oscura» es aquella que no vemos y cuya existencia nos consta porque tiene masa y genera fuerza gravitatoria. Por contraposición la «materia ordinaria o visible», es la que vemos a nuestro alrededor con un microscopio, un telescopio o cualquier otro tipo de instrumento electrónico o nuclear. El concepto de materia oscura, ya hoy bien ubicado por aquellos que se interesan por las noticias provenientes de la astrofísica (y que nada tiene que ver con los mediáticos «agujeros negros») resultará, sin embargo, ajeno para los demás. Poco sabemos sobre ella, pero esa escasa información es contundente: aparentemente, sólo un 15% de la energía de la materia presente en nuestro universo es ordinaria, mientras que el 85% restante es oscura (recuérdese la ecuación de la relatividad especial de Einstein, que nos dice la energía que se obtiene de la masa: E = mc2). ¿Cómo es posible? Resulta que nosotros, la Tierra, nuestro sistema solar, las galaxias, nebulosas y, en fin, todas las estrellas que vemos en el cielo sólo constituyen una pequeña parte de la materia del universo: existe una enorme masa de materia que somos incapaces de ver, aunque sí sentir debido a su fuerza gravitatoria. 

Leer más »