Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Poética del saber

Crear PDF de este artículo. Suele decir Odo Marquard que cada libro de Hans Blumenberg es como una pequeña novela policíaca. Su obra póstuma es todavía extensa, por lo que quienes estamos enganchados a ella aún podemos esperar unas cuantas sorpresas criminológicas. Sus trabajos documentan la persecución de los conceptos a través de las pistas que han ido dejando en la historia, con la intriga que proporciona un resultado imprevisible o el suspense creado por los cambios de contexto. La metáfora es de lo más apropiada, pues también en la investigación filosófica hay cadáveres (conceptos que se mueren pero que, para complicar más las cosas, siguen actuando después de muertos, innovaciones que asesinan lo hasta entonces vigente), delitos (trasgresiones de

Leer más »

Materiales para una modernidad

Crear PDF de este artículo. Poeta, ensayista, traductor, hispanista, Andrés Sánchez Robayna es una personalidad notable en el panorama literario contemporáneo. Muchos lectores ya conocíamos parte de su obra crítica a través de dos libros anteriores, La luz negra (1985) y Silva gongorina(1993). Este nuevo título viene a reforzar la apuesta por un ensayismo creativo, a la vez analítico y reflexivo. Estas nuevas lecturas abordan textos diversos, poéticos (San Juan de la Cruz, Leopardi, Stevens, Tomlinson, Paz, Haroldo de Campos, Aleixandre, Tomás Morales, García Cabrera, Valente), narrativos (Sarduy, Juan Goytisolo), así como la obra plástica de artistas como José Jorge Oramas, RàfolsCasamada, Vicente Rojo, Brossa, Hernández Pijuán, Salvo y José Manuel Broto. Imágenes y palabras que se alían en una

Leer más »

Sobre la iniciación estética

Crear PDF de este artículo. La segunda novela de Eloy Tizón (Madrid, 1964), uno de los autores más valorados por la crítica en la última promoción de narradores españoles, es ante todo una intuitiva reflexión, fundamentada en la memoria personal e histórica, sobre el aprendizaje y el proceso de creación artística. Esta reflexión se articula, las más de las veces de modo implícito, dentro de una historia de iniciación sentimental y social cuyo protagonista, un muchacho que no ha llegado a la adolescencia, forja su mundo de ilusiones y sentimientos y los pilares de su creatividad, al tiempo que va descubriendo los varios sentidos de la realidad y la complejidad de las relaciones humanas. La novela, por tanto, se centra

Leer más »

Que siga el espectáculo

Crear PDF de este artículo. La otra noche, mientras me enteraba por televisión de los resultados de la jornada electoral y me preguntaba si no estaría asistiendo a lo que, en el futuro, los historiadores señalarían como uno de los hitos que habrían jalonado el camino de una Euskal Herría independiente, me sobrevino una de esas inexplicables melancolías cuya frecuencia e intensidad han ido aumentando con los años. En los últimos tiempos casi no hay día en que no me asalte una, y lo cierto es que no me resulta fácil explicarme acerca de su naturaleza y síntomas. Como le ocurría a la compositora y performance artist Laurie Lee, cuando llegan no puedo evitar interrogarme acerca de si estoy realmente

Leer más »

De la «polis» a la «posmodernidad»

Crear PDF de este artículo. Heracles Pontor (lease Hércules Poirot, si se prefiere) es un descifrador de enigmas (léase investigador de crímenes) en la «polis» ateniense en la época de Platón. Al comenzar la novela, investiga la muerte del joven Trámaco ocurrida en circunstancias misteriosas. Le acompaña en su investigación un filósofo procedente de la Academia ateniense llamado Diágoras. Si Diágoras se refugia en el mundo de las Ideas para interpretar la vida (y la muerte) de Trámaco, HP prefiere los métodos deductivos más propios de Aristóteles que del maestro de la Academia. Los dos filósofos diálogan así en boca de sus seguidores y la «polis» ateniense revive con este diálogo su época de máximo esplendor. Pero oscuros nubarrones se

Leer más »

Correcaminos y otros esperpentos

Crear PDF de este artículo. Mézclense los siguientes ingredientes narrativos: un padre que apuesta la vida de su hijo y la pierde, un asunto de contrabando de sustancias ilegales y una pareja –la del ex boxeador Torosantos y el transexual Dalila Love-dedicada al espectáculo porno ambulante por clubes de carretera. Añádase docena y media de personajes secundarios acompañados de sus estrambóticas o penosísimas historias –tales como la de Valentí Rubí, abnegado padre de familia que tortura su pene con estiletes y campanas para ganarse la vida– y perfúmese con unas gotas de novela negra. Agítese con ritmo de road movie, sírvase y bébase de un solo trago: me temo que no tendrá usted ni siquiera una idea aproximada del vivaz

Leer más »

La rosa de Cela

Crear PDF de este artículo. Con Camilo José Cela, con sus historias al margen de lo estrictamente literario (alguna tan esperpéntica como la de su presunto plagio a una señora gallega), corremos el peligro de no deslindar el grano de la paja, olvidando que Cela es un escritor excelente. Bien que en los últimos años –La cruz de San Andrés, la novela acusada de plagio precisamente, como muestra especialmente negativa– Camilo José Cela haya entrado en un a modo de manierismo, donde las retahílas onomásticas y las situaciones pretendidamente graciosas no aportan nada al mundo autóctono de un escritor que sin duda ha de quedar en la historia de la literatura española. Entre otras razones porque, ya se sabe, en

Leer más »

Cosas de la nieve

Crear PDF de este artículo. Cuando un escritor decide redactar una novela que pertenece a un género, el género de novelas de detectives y policías, póngase por caso, un género al que se le reconocen rasgos estables y bien definidos, y en esa misma novela se propicia, además, el empleo de técnicas y modos de composición de índole más bien experimental y, por lo tanto, en desacuerdo con las formas narrativamente sencillas que suelen atribuírseles a las novelas de detectives, corre el escritor el riesgo de no satisfacer ni a unos ni a otros; corre el riesgo de no satisfacer a quienes deseen leer una novela de detectives respetuosa con las reglas de composición del género, ni a quienes piensen

Leer más »

La eterna agonía del fugitivo

Crear PDF de este artículo. Escrita en La Habana entre 1966 y 1969 –años de plena efervescencia del boom hispanoamericano–, esta singular obra fue publicada primero en francés, en 1975, mientras Arenas pasaba una temporada en prisión acusado de homosexualismo, y sólo consiguió salir a la luz en castellano al principiar los ochenta (Caracas, Monte Ávila). Forma parte, como explicó el propio autor cubano en la nota preliminar a Cantando en el pozo (1982, en realidad una reedición de su primera novela, Celestino antesdel alba, de 1967), de una pentagonía que persigue básicamente un doble propósito: contar la historia de la furia y el amor del mismo Arenas, y construir una metáfora de su país. De este modo, de entre

Leer más »