Los defensores de la separación nos pintan un divorcio idílico. Basta con leer algunos artículos del llamado «Col•lectiu Wilson», un grupo de distinguidos economistas y científicos sociales adeptos del credo separatista, para comprobarlo: se habla repetidamente de «divorcio amistoso», «escenario de cooperación», etc., y se amenaza al resto de España con fieros males si no accede a este «divorcio a la catalana».
Continuar leyendo

Apúntate al boletín de Revista de Libros
BLOGS
DESDE EL ARCHIVO

Barrès y Praz: entre el misterio y la monotonía de España
José-Carlos Mainer

Ninguno de los dos fue un hispanista. Maurice Barrès fue un francés a machamartillo que unió, en una mixtura tan fuerte como peligrosa, el nacionalismo revanchista y la nostalgia de autoridad (y el desdén por la democracia: los plasmó en su trilogía Roman de l'énergie nationale) con el refinado [...]

Iberdrola
 
  Archivo RdL
 
  Apúntate a RdL
 
  Patrocinadores RdL