Lo primero que me viene a la cabeza al dar comienzo a mi comentario sobre esta obra insólita es lo que dijo Julio Cortázar cuando Lezama Lima publicó su primera novela, Paradiso. Según Cortázar, el poeta cubano conculcaba todos los preceptos del buen novelar, lo cual a la postre daba exactamente igual, ya que Paradiso estaba a la altura de las obras maestras de García Márquez, Alejo Carpentier y otros grandes del boom.  El tiempo sancionó la opinión de Cortázar y hoy nadie discute el estatus de Paradiso como una de las mejores novelas latinoamericanas de la segunda mitad del siglo XX. 
Continuar leyendo

Apúntate al boletín de Revista de Libros
BLOGS
DESDE EL ARCHIVO

Imaginación fosilizada
SANTOS ALONSO

Malo es hacer en literatura, en honor de un realismo mal entendido, un calco inane de la fragmentariedad cotidiana para contar historias reales como la vida misma, en vez de una representación de la realidad, transformada y literaturizada por la ficción; pero no es mejor considerar la imaginación como una [...]

Iberdrola
 
  Archivo RdL
 
  Apúntate a RdL
 
  Patrocinadores RdL