«Cuando se consiente vivir demasiado tiempo en el delirio el despertar es una pesadilla»: con estas palabras abría Antonio Muñoz Molina un artículo el 12 de marzo de 2004, cuando, como tantos españoles, incluso muchos de aquellos que más tarde han querido olvidarlo, estaba convencido de que la masacre de los trenes de Atocha era obra de ETA. Muñoz Molina estaba equivocado. Pero, para lo que importa, da lo mismo. En las mil y pocas palabras que seguían nos proporcionaba un impecable análisis de las tramas de complicidades, silencios y comprensiones que han servido de fermento a la violencia etarra. Se confirmaba, una vez más, que también para entender la barbarie se necesita cierta inteligencia práctica, la vieja phronesis, que no está al alcance de cualquiera ni, desde luego, se adquiere en las facultades de ciencia política. Relean el artículo. 
Continuar leyendo

Apúntate al boletín de Revista de Libros
BLOGS
RDL en papel 188
 
Cartas del director
DESDE EL ARCHIVO

El banquero no bromea
Luis M. Linde

En el Museo del Holocausto de Washington, al final de cuyo recorrido hay un espacio para que los visitantes puedan sentarse a descansar y llorar –y se ve, efectivamente, gente llorando–, hay un pasillo dedicado al millón de niños exterminados en los campos nazis. La presentación es muy sencilla: [...]


 
  Archivo RdL
 
  Apúntate a RdL
 
Patrocinadores RDL