Archivo Revista de Libros

El humor negro como Schadenfreude (I)

Les supongo sobradamente conocedores de lo que voy ahora mismo a decir, pero, aun así, señalaré en atención a los posibles despistados que el término alemán Schadenfreude hace referencia al secreto goce que nos causa el mal ajeno. El concepto es simplemente el resultado de la unión de los términos Schaden –literalmente, daño? y Freude –alegría?, es decir, como he adelantado antes, la satisfacción por o ante el daño que sufren nuestros semejantes. Dicho así, sin más, resulta un poco fuerte, porque uno puede imaginarse que está hablándose de un regocijo incontenible ante una profunda desgracia. Pero esto no es lo normal, porque la mayoría de los seres humanos tienen –tenemos? unos mecanismos de empatía o, en el peor de los casos, de contención o autocensura, que nos impiden mostrar o incluso sentir alegría ante el sufrimiento ajeno. 

Leer más »

Setenta años de economia española

El año 1944 abrió sus puertas, por vez primera, la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad Central en Madrid. Entre los alumnos que formaron parte de la promoción inicial había un joven asturiano llamado Juan Velarde Fuertes, cuya vida profesional estaría estrechamente ligada durante largos años a la nueva institución y a muchas de las personas que han formado parte de ella hasta nuestros días. Hoy, en 2016, dos profesores de economía española ?la especialidad en la que ha centrado su trabajo nuestro protagonista? han tenido la buena idea de ofrecernos un libro de conversaciones con Juan Velarde.

Estamos ante una obra que se sitúa entre el reportaje y la historia, por cuyas páginas transitan numerosos economistas y políticos que han sido relevantes en el desarrollo de la gestión y de la enseñanza de la economía en nuestro país a lo largo de las últimas siete décadas. El título del libro, Testigo del gran cambio, define bien su contenido. 

Leer más »

Con la crema de la intelectualidad. Husserl por la Castellana

Entre la primera Gran Guerra europea ?un poco antes, en realidad? y el estallido de nuestra Guerra Civil circula por las calles de Madrid una cantidad de talento filosófico realmente inusitada. Y no sólo inusitada para lo que es España, sino inusitada para cualquier lugar del mundo. Son dos décadas prodigiosas de la filosofía española en las que uno se cruza en la Gran Vía con gente como Eugenio d’Ors, Xavier Zubiri, Manuel García Morente, José Gaos, María Zambrano y hasta con Unamuno de visita. Oficiando como maestro de ceremonias, y como maestro a secas muchas veces, Ortega y Gasset.

Leer más »

La despensa histórica de Juan Pablo Fusi

La última obra de Juan Pablo Fusi nos remite a dos modalidades historiográficas de las que, sin embargo, el libro se diferencia notablemente. No se trata, propiamente, de un ensayo de World History, esa forma de historia universal que la cultura historiográfica occidental comenzó a practicar sobre todo desde la crítica de Oswald Splenger a la perspectiva eurocéntrica y la de Arnold J. Toynbee a la estrechez de miras de la historia nacional. El libro de Fusi renuncia a esa globalidad del relato y lo centra en la perspectiva occidental y, dentro de ella, en la experiencia histórica europea. Las entradas no europeas en su relato se refieren bien a extensiones de historia europea (como los Estados Unidos), bien a momentos y cuestiones que resultaron decisivas para Europa (como los capítulos que dedica a América Latina, Asia y África). Lo que el lector va a encontrarse, por tanto, no es un libro en la línea de la más asentada tradición de World History, sino un libro de historia global de Occidente desde la perspectiva europea.

Leer más »

Retrocesos del progreso (y II)

Una forma de explicar las turbulencias políticas que afectan a las sociedades occidentales ahora mismo ?decíamos? consiste en afirmar que sus ciudadanos han perdido la fe en el progreso: el futuro ya no es un lugar hacia el que dirigirse, sino del que defenderse. De ahí el deseo de conservar las ventajas que siguen disfrutándose y, si es posible, regresar a una presunta edad de oro que nuestro imaginario colectivo tiende a situar allá por los años cincuenta. Atribución bastante caprichosa, si tenemos en cuenta que aquella década conservaba las huellas de un conflicto tan traumático como la Segunda Guerra Mundial; y atribución masculinizante, dado el papel secundario dispensado a las mujeres por entonces. Pudiera ser, pues, que lo que se añora de los años cincuenta sea menos el progreso material que la sensación de orden que ahora proyectamos sobre ellos.

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas