Archivo Revista de Libros

Final de Ciencia al alioli: hasta pronto

Llegamos al final de Ciencia al alioli. Durante dos años y un mes me he paseado por todos los rincones de mi incultura. Algunos de ellos podrían merecer varias visitas, pero la prudencia aconseja dar por terminada una aventura mientras ésta esté en su apogeo, independientemente de lo alta o lo baja que sea la cota alcanzada. Cualquier incultura es como el conjunto de agujeros de un queso muy agujereado, pero el conjunto es finito. No voy a pedir disculpas por las posibles deficiencias de mi discurso, porque creo conocerlas y ningún lector ha estado obligado a seguirlo.

Leer más »

Esperando al 21

Pasé mi niñez y mi primera juventud en el barrio de Argüelles. Mi dormitorio era amplio y luminoso. Tenía un pequeño balcón desde el que podía contemplarse el Parque del Oeste y la Casa de Campo. Apoyado en una barandilla de hierro, observaba al funicular que sobrevolaba las encinas y las jaras, adentrándose en una campiña de suaves colinas y pequeños cerros. Desde un sexto piso, el Manzanares parecía un río de un azul melancólico, que espejeaba bajo el sol, acompañando a la Almudena durante los crepúsculos granates y los amaneceres fríos, cristalinos. El Palacio Real, con sus simetrías y exactitudes, borraba cualquier ensoñación romántica. 

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas