Queridos lectores, suspendemos las publicaciones, como en años anteriores, hasta el 5 de Septiembre. ¡Feliz Verano!

Memoria y tiempo

Crear PDF de este artículo. La publicación de la nueva novela de Bernardo Atxaga, Soinujolearen semea (El hijo del acordeonista), nos sitúa ante una de las obras más importantes escritas y publicadas en lengua vasca en los últimos años. La historia se abre cuando Joseba, un trasunto del autor (cuyo nombre real, como se sabe, no es Bernardo Atxaga, sino Joseba Irazu), viaja al rancho californiano de su amigo David y recibe la copia mecanografiada del libro que éste compuso a lo largo de los últimos años de su vida. Joseba recopila y reelabora el manuscrito, un texto que cuenta la memoria personal de David desde los últimos años cincuenta, pasando por sus estudios de bachillerato (década de los sesenta),

Leer más »

Pollock en el cine: semblanza del chico dorado

Crear PDF de este artículo. La diferencia fundamental entre la imagen del artista que nos brinda la Norteamérica del siglo XX frente a la de la Europa de siglos anteriores es que si, en esta última, el desprecio, la pobreza y la incomprensión eran los elementos que conducían al artista hacia el callejón sin salida de su destrucción, en Norteamérica los artistas mueren de éxito. Ambas imágenes resultan más literariamente satisfactorias que literalmente ciertas, pero es indudable que resulta fácil hallar al menos una trilogía de mártires rubios y guapos cuyas muertes avalan esta hipótesis: Scott Fitzgerald en literatura, James Dean en arte dramático y, en pintura, Jackson Pollock. Como ocurre con todas las vidas creadas a medida de la

Leer más »

Memoria de una resistencia

Crear PDF de este artículo. Hijo de un rabino, Victor Klemperer (1881-1960) consiguió en 1920 la cátedra de filología románica en la Escuela Superior Técnica de Dresde. Su contacto con Karl Vossler influiría de forma determinante en su vocación de romanista. Excombatiente de la Gran Guerra, se casó con la pianista Eva Schlemmer y se convirtió al protestantismo, no sin cierto escepticismo. Se trataba, pues, de un judío asimilado, casado con una gentil y que no experimentaba ninguna simpatía hacia el sionismo. Nada de eso evitará que las leyes raciales de la Alemania nazi le despojen de su cátedra y lo obliguen a trabajar como simple operario de una fábrica. Expulsado de su domicilio, estigmatizado por la estrella amarilla, privado

Leer más »

¿Pero hubo alguna vez once mil artistas?

Crear PDF de este artículo. El que fuera durante largo tiempo catedrático de Filosofía de la Universidad de Columbia (hoy emérito), Arthur C. Danto, no es un personaje corriente en el ecosistema académico porque, además de filosofar sobre el Arte, practica la crítica en el influyente The Nation, lo cual lo convierte en víctima de la ira de ambos gremios. «¿No será su teoría del Arte una justificación de efímeros gustos personales?», se preguntan los filósofos. «¿No será que el oficio filosófico determina su selección artística?», insinúan los críticos. Lo cierto es que son escasísimos los teóricos del Arte que además han ejercido de críticos. El primero bien pudo ser Diderot, y el último Clement Greenberg. Quizás Danto esté más

Leer más »

Últimas entregas

Crear PDF de este artículo. La ciencia y sus cultivadores son frecuentemente tachados de herméticos por un sector del público, real o presuntamente ilustrado, denunciador continuo de la falta de puentes que, si se pusieran a su disposición, permitirían un tránsito más fluido y menos áspero entre «las dos culturas». Esta actitud, en buena medida exculpatoria, sólo pretende disimular la indiferencia endémica por el tema, opción a la que cualquiera tiene perfecto derecho, más que llamar la atención sobre la carencia de medios que faciliten la comprensión de la materia ajena, cuya utilización, todo hay que decirlo, requiere un cierto esfuerzo intelectual. Al contrario, la divulgación científica actual no sólo es abundante sino también, en muchas ocasiones, excelente. Ejemplo sobresaliente,

Leer más »

Dennis Lehane: Mystic River

Crear PDF de este artículo. Las novelas llamadas «de intriga» se encuentran siempre sujetas a las necesidades de la intriga. Esa es su cruz y su éxito. Su cruz, en la medida que la intriga manda sobre cualquier otra consideración estructural; su cara es el éxito si logran mantener al lector aferrado a la necesidad de saber «qué pasó». Por el camino del éxito suele desvanecerse la sustancia del drama porque los personajes quedan supeditados a las necesidades de la intriga, lo que hace que su presencia no se justifique por la entidad de cada uno, sino por su manera de contribuir a la tensión que dimana de la intriga propiamente dicha. A Tom Clancy, celebrado autor de bestsellers, le

Leer más »

Exaptaciones que prueban una regla

Crear PDF de este artículo. El desarrollo de un intelectual que le hace pasar de ser un joven turco a un maduro y destacado académico es tradicionalmente el que conduce de la iconoclastia al conservadurismo profesional. Es posible que el radicalismo de los comienzos se convierta más tarde en el saber convencional de la disciplina, o cabe que los propios radicales puedan arrepentirse. Pero en el caso excepcional de Stephen Jay Gould no puede aplicarse ninguno de los dos supuestos. Los biólogos son hoy, casi por definición, hijos de Darwin, pero la lucha por su herencia, que ha sido en cierto sentido más o menos ininterrumpida desde la publicación de El origen de las especies en 1859, ha pasado a

Leer más »

Últimas publicaciones

Reseñas