Tintín: El loto azul
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

«Los pueblos se conocen mal», explica Tintín a Tchang Tchong-Jen, el joven chino al que acaba de salvar de morir ahogado. Tchang Tchong-Jen, que ha perdido a sus padres, piensa que todos los blancos son malvados. Durante el levantamiento de los «Puños de justicia», mataron a sus abuelos. Tintín, como periodista bien informado, entiende de inmediato que se refiere a la rebelión de los Bóxers, que en China se conoce como «Levantamiento Yihétuán».
Leer más

Tintín: los cigarros del faraón
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

Tintín inicia sus aventuras como periodista de Le Vingtième Siècle, pero en su viaje a Oriente ya no trabaja para el diario católico, sino que actúa como reportero independiente. Ya no es un simple boy-scout con una apariencia infantil, sino un joven con aspecto de haber madurado. No se limita a encadenar peripecias y momentos hilarantes. Ahora reflexiona, mide sus actos y emite juicios. Atrapado por las circunstancias, acaba luchando contra una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y armas. En su cuarta aventura, se introduce en una atmósfera con el inequívoco aroma de las novelas de Agatha Christie, pero también con ecos del asombro que produjo en 1922 el descubrimiento la tumba del faraón Tutankamon por Howard Carter, el célebre arqueólogo y egiptólogo inglés. 
Leer más

Tintín en América
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

¿Quién no ha soñado con ser un piel roja? Después de viajar a la Unión Soviética y al Congo, Tintín pudo cumplir su sueño de conocer el Nuevo Mundo. Desde sus años de boy-scout, Hergé sentía fascinación por los pueblos nativos de América del Norte. Su estilo de vida le parecía conjugar el amor a la libertad, el respeto por la naturaleza y una espontaneidad que ya no existía en las modernas sociedades industriales. Las aventuras de Tintín en América se publicaron en blanco y negro en Le Petit Vingtième entre 1931 y 1932. El álbum apareció en 1932.
Leer más

El poeta en la ventana. Diálogo con Jesús Montiel
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

Jesús Montiel es una rareza en el panorama de nuestras letras. Lejos del cinismo y el desgarro, escribe con esperanza. No le cuesta decir que cree en Dios y en la ternura. Su escritura cultiva la limpieza y la exactitud. Muchas de sus frases son chispazos deslumbrantes, aforismos que descubren territorios inexplorados o que nos hacen ver con otros ojos regiones ya conocidas, pero desdibujadas por la costumbre. Montiel es el poeta del asombro, una mirada que no cesa de escrutar el mundo desde una ventana, feliz de poder contemplar el silencio de los árboles y el interminable coloquio de los pájaros. La vida no le parece una desgracia, sino un conjunto de dones que debemos celebrar cada día. No podremos hacerlo si estamos demasiado pendientes de las incidencias de nuestro yo.
Leer más

El pulidor de palabras. Diálogo con Fernando Aramburu
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

A veces las obras más conocidas de un autor, lejos de revelar lo que hay en su interior, solo nos muestran ángulos y esquinas, nunca esas estancias íntimas donde se encuentran las claves y secretos de su orbe literario. El éxito de Patria ha eclipsado el resto de los libros de Aramburu. Se trata de una gran novela que marca un hito en nuestras letras, pero que solo nos ofrece una perspectiva tangencial de su creador. En Patria descubrimos una voz con un fuerte sentido ético y una aguda comprensión de los afectos humanos. Frente a los que quieren convertir una historia de violencia y crueldad en una gesta épica, Aramburu les pone un rostro a las víctimas, destacando su sufrimiento. Con el correr de los años se olvidarán nombres como Fernando Buesa, José Luis López de Lacalle o Miguel Zamarreño. Sin embargo, Txato, el pequeño empresario asesinado por ETA en Patria, seguirá ahí, mostrando la ignominia del terrorismo. Aramburu no es amigo de patrias ni banderas. 
Leer más

El coleccionista de asombros: diálogo con Francisco Javier Irazoki
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

Siempre he sentido curiosidad por la vida que se esconde detrás de una obra. No me interesan los chismes, pero sí esa constelación oculta que sostiene una visión del mundo. Las palabras de un poeta son el reflejo de una manera de mirar, escuchar, palpar y respirar. Los libros de Francisco Javier Irazoki siempre me han parecido espacios acogedores, casas que franquean todas sus puertas y te ofrecen un lugar junto al fuego. Cada poema parece una estancia luminosa con las ventanas abiertas sobre un pequeño huerto. Lugares hechos a la medida del hombre, recintos concebidos para el encuentro. 
Leer más

Joana. Diálogo con Joan Margarit
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

Conocí a Joan Margarit en la librería Rafael Alberti durante un recital celebrado en un pequeño y acogedor entresuelo, donde los humanos compartían espacio con los libros, fundidos en una deliciosa promiscuidad. El escenario, nada grandilocuente, invitaba a la cercanía y el diálogo. Fue el diez de abril de 2002. Recuerdo la fecha porque Margarit me dedicó su libro más hermoso, Joana. Las palabras que escribió para mí hablaban de la trágica muerte de su hija y de la prematura pérdida de mi padre, que le comenté durante una breve conversación. Cuando observé la fotografía de su hija en el interior del libro, pensé de inmediato en mi hermana Rosa, ambas maltratadas por los caprichos de la biología. Se trata de una imagen en blanco y negro de escasa calidad. Joana apoya la cabeza sobre el hombro de su padre. Sonríe con aparente despreocupación, pero se advierte su fragilidad.
Leer más

Inconsolable: diálogo con Javier Gomá
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

La muerte del padre siempre produce una herida, pero su extensión y profundidad depende del momento en que acontezca. Perder al padre en la madurez nos recuerda la propia finitud y nos hace experimentar un inesperado desamparo. Nuestra vida ya ha rodado un buen trecho y los años que nos quedan serán el escenario de nuevas pérdidas. Los seres queridos que nos han acompañado durante años nos dejarán un día, quizás no muy lejano. Nos espera la última vuelta del camino y, después, la oscuridad. Quizás exista algo más, pero se esconde a nuestra mirada. La nada parece ser la estación final. Yo pasé mi niñez y juventud en el barrio de Argüelles. Desde el balcón de mi casa, contemplaba cada mañana los árboles de la Casa de Campo, desfilando hacia el horizonte.
Leer más

Sucederá la flor: diálogo con Jesús Montiel
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

Twitter, escenario de tantas confrontaciones estériles y vergonzosas, se ha convertido para mí en un espacio de encuentro y felices hallazgos. Desde mi retiro en las afueras de un pueblo castellano, Twitter es una ventana al mundo, con todo su bullicio, riqueza y -¡ay!- miseria. Enamorado del silencio y la soledad, los libros son mis ángeles custodios, los amigos que nunca defraudan mis expectativas de belleza, sabiduría y serenidad. Salvo excepciones, leo poco a mis contemporáneos, pero de vez en cuando me asomo al caudal de novedades que inunda las librerías. No había leído nada de Jesús Montiel hasta que comentó una de mis publicaciones en Twitter, un artículo –o, para ser más exacto, un testimonio- sobre los últimos años de mi madre.
Leer más

El destino se llama Olga Merino
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA

Nunca he creído en el destino. Siempre he contemplado con escepticismo la posibilidad de una trama fatal que dirija nuestras vidas. Sin embargo, el encuentro —hasta ahora virtual— con Olga Merino ha sido providencial. No había leído ninguno de sus libros, pero un artículo sobre La forastera, su última novela, llamó poderosamente mi atención. Ambientada en lo que se ha llamado «el triángulo de los suicidios», un paraje situado entre los pueblos de Lucena, Rute e Iznájar, provincia de Córdoba, narra la historia de Ángela, una mujer de mediana edad con un pasado bohemio y prolijo en excesos. Hija de unos humildes emigrantes andaluces, vuelve al pueblo de sus padres, donde poco a poco descubre que es el último fruto de un linaje salpicado de suicidios. No necesité leer más para experimentar una honda conmoción. Mi padre era de Córdoba y el suicidio también formaba parte de su historia familiar. La última víctima había sido mi hermano Juan Luis. Un suicidio no es una muerte más. Cuando algún ser querido se quita la vida, abre una herida que nunca se cierra del todo.
Leer más

ENSAYOS ANTERIORES
RESEÑAS
 
  Apúntate a RdL
 
  Archivo RdL
 
Apoyan a RDL

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Más información ACEPTAR