Diagnóstico metabólico de los partidos políticos

por Francisco García Olmedo / Jaime Costa

Según los libros de Nutrición, los carbohidratos y las grasas pueden metabolizarse por completo para rendir anhídrido carbónico y agua, y las proteínas rinden además urea, que es eliminada en la orina.

Podemos se tragó a Izquierda Unida sin aumentar de peso en absoluto. Todo lo tragado quedó metabolizado en carbónico y agua.

El PSOE se ha autometabolizado en carbónico y agua, evitando así un posible sorpasso en las igualmente posibles nuevas elecciones. En este caso, el agua salió hirviendo, algo nunca observado con anterioridad por los bioquímicos.

Ni izquierda Unida ni el PSOE rindieron urea porque hace mucho tiempo que perdieron la proteína.

Podemos empieza a perder proteína.

Va siendo hora de que, en ciertos partidos, el anabolismo supere al catabolismo y pueda acumularse masa corpórea.
 

04/10/2016

 

BÚSQUEDA AVANZADA

Te animamos a bucear en el archivo de Revista de Libros. Puedes realizar tus búsquedas utilizando los siguientes criterios.

Todas las palabras
Cualquiera
Coincidencia
ENVIAR


ENSAYOS ANTERIORES
RESEÑAS
 
  Apúntate a RdL
BLOGS
 
  Archivo RdL
 
Apoyan a RDL

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Más información ACEPTAR