ARTÍCULO

Diccionario de Internet

Noesis, Madrid, 1997
 

El primer paso para dominar la realidad es poder nombrarla. Lo que no tiene nombre suele infundir, cuando no pavor, temor. No es de extrañar que algunos de los temores –no siempre confesados– que genera la nueva tecnología surjan de la necesidad de utilizar un número cada vez más amplio de extrañas –bárbaras– palabras. Pero lo cierto es que las nuevas realidades exigen nuevos términos; que en esto de la invención de nuevas palabras puede haber raras motivaciones, y que la nueva lengua franca es el inglés. Tener a mano un buen diccionario que contenga al menos los términos más elementales –sobre todo si no se tiene al lado un buen maestro– es uno de los primeros pasos que tiene que dar esa nueva clase de gente que se ha dado en llamar «cibernautas». El Diccionario de E. Parra recoge unas cuatro mil entradas de términos, siglas y acrónimos usuales en esa neolengua que se nos impone. Pueden encontrarse también en los apéndices otras informaciones útiles como los códigos de países que aparecen en las direcciones de Internet, una lista de «emoticones» –las expresiones gráficas para las emociones que inevitablemente genera tan apasionante forma de comunicación– y hasta algunas pronunciaciones atípicas de las palabras utilizadas. En definitiva, si no un antídoto, al menos un remedio contra el miedo.

01/09/1997

RESEÑAS

 

BÚSQUEDA AVANZADA

Te animamos a bucear en el archivo de Revista de Libros. Puedes realizar tus búsquedas utilizando los siguientes criterios.

Todas las palabras
Cualquiera
Coincidencia
ENVIAR


ENSAYOS ANTERIORES
RESEÑAS
 
  Apúntate a RdL
BLOGS
 
  Archivo RdL
 
Apoyan a RDL

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Más información ACEPTAR