Rdl
Mostrar imágenes
Artículo
Últimas noticias sobre el alcohol
Francisco García Olmedo / Jaime Costa
14/11/17

Volvemos sobre el alcohol a propósito de las últimas iniciativas del Parlamento Europeo sobre la obligación de consignar en la etiqueta de las bebidas alcohólicas el contenido en alcohol y en calorías, y para comentar un interesante artículo sobre la relación entre el consumo de alcohol y el cáncer de hígado, basado en el magno estudio sobre salud global que comentábamos en una entrada anterior de este blog.

Parece que en el Parlamento Europeo quieren hacer que, para cumplir con los Acuerdos de Lisboa, figure en la etiqueta de las bebidas alcohólicas el porcentaje de alcohol y las calorías, incluso en las del vino y la cerveza, algo que puede parecer sencillo, pero que es complejo, a juzgar por sendos artículos de opinión publicados recientemente (Opinion, 12-10-2017) por las parlamentarias Susanne Melior y Pilar Ayuso, esta última compañera mía de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos. No parece fácil conciliar normas y usos de Finlandia a España, o de Francia a Polonia, pero debemos estar a favor de las medidas destinadas a reducir un consumo de un compuesto cuyo abuso es responsable de un alto número de casos de cáncer.

Precisamente, el artículo antes aludido examina cómo ha evolucionado el cáncer de hígado entre 1990 y 2015 y sigue la pista al alcohol como factor de riesgo no sólo a escala global, sino en su variación entre países y regiones. A escala global, sólo en 2015, hubo 854.000 incidentes y 810.000 muertes, de la que los factores determinantes fueron el virus de la hepatitis B (265.000, un 33%), el alcohol (245.000, un 30%), el virus de la hepatitis C (167.000, un 21%) y otras causas (133.000, un 16%). El protagonismo de las distintas causas del cáncer de hígado varía notablemente entre las distintas regiones. Estas cifras acreditan que este tipo de cáncer puede ser mayoritariamente erradicado gracias a la vacunación, el control de las transfusiones e inyecciones y, muy notablemente, si limitamos el consumo de alcohol.

Conviene recordar que el alcohol es uno de los principales cancerígenos, no tanto por su potencia como tal, sino por las altas dosis de exposición. Además, la mortalidad por cáncer de hígado varía también entre regiones y es 2,8 veces más frecuente en hombres que en mujeres. Un problema, pues, cuya solución está en nuestras manos.

* Francisco García Olmedo es redactor y voz narradora del blog. Jaime Costa colabora en la prospección y documentación de los temas.


rdl