De qué hablamos cuando hablamos de liberalismo (y II)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

Decíamos que definir con precisión qué sea el liberalismo es una tarea de sobresaliente dificultad, por razones que tienen que ver, primero, con el uso propagandístico del término y, después, con la propia complejidad del liberalismo même. La victoria de François Fillon en las primarias de Los Republicanos, nueva denominación del partido conservador francés, ha venido a ratificar la confusión dominante al respecto. Y es que se ha dicho del político francés que es «ultracatólico» y «ultraliberal», lo que equivale a afirmar que ostenta simultáneamente dos atributos aparentemente contradictorios: el conservadurismo y el liberalismo. Puede matizarse esto diciendo −como se dice− que es «conservador cultural» y «ultraliberal económico», pero eso no resuelve el problema: la destrucción creativa del capitalismo que un programa económico ultraliberal estaría llamado a facilitar es culturamente disruptiva y acelera por distintas vías, entre ellas la tecnológica, el cambio que un conservador desea evitar o minimizar.
Leer más

De qué hablamos cuando hablamos de liberalismo (I)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

Participaba yo hace unos días en una tertulia radiofónica en la que se hablaba del tema del momento, que no es otro que el populismo, cuando, tras hacer una referencia a las tensiones plebiscitarias a que se encuentran sometidas «nuestras democracias liberales», la contertulia que se sentaba a mi lado me interrumpió: «Liberales no, querrás decir Estado social, no empecemos con el liberalismo». Intenté aclarar que aludía con ello a la naturaleza representativa de las democracias occidentales, por oposición al ideal de la democracia directa, añadiendo que su dimensión bienestarista es adyacente o complementaria a ella. Pero en ese momento entró la publicidad.
Leer más

Barricadas liberales
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

En 1971, siete años antes de quitarse la vida, el filósofo austríaco Jean Améry da a la imprenta una peculiar autobiografía que había anticipado radiofónicamente la Südwestdeutscher Rundfunk de la República Federal Alemana. En ese escrito, Améry, seudónimo adoptado por el judío Hans Meyer cuando decide huir a Bélgica tras la anexión alemana de Austria, desarrolla un proceso de autodemolición biográfica, examinándose críticamente a la luz de lo sucedido en aquellos años negros de la historia europea. Más que hechos, escuetamente presentados, la obra es una desnuda reflexión sobre los hechos y la relación del autor con ellos. Entre otras cosas, Améry medita sobre los cursos históricos y acerca de la imposibilidad de haber anticipado entonces lo que sucedería después, advirtiendo que «la verdad, o lo que por ese nombre se conoce, aparece cuando el acontecimiento ya está enterrado hace tiempo». 
Leer más

Daten machen frei
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

En 1965, Jean-Luc Godard estrenó Alphaville, una singular película de ciencia ficción distópica que se diría de cabecera para muchos comentaristas contemporáneos, aterrados como están ante el advenimiento de los datos masivos. Eddie Constantine, veterano actor de films noirs franceses, interpreta a su personaje habitual −el detective Lemmy Caution− en una misión inhabitual: viaja a Alphaville, haciéndose pasar por reportero del diario Figaro-Pravda, con objeto de destruir Alpha 60, una computadora con sentimientos que ha abolido el libre albedrío y ejecuta a quienes muestran un comportamiento ilógico. En Alphaville nadie puede preguntar por qué, tan solo decir porque
Leer más

Verdades y mentiras
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

No ganamos para sustos. En las últimas semanas, el panorama político español se ha visto agitado por la belicosa disposición que algunos de sus actores mantiene de forma sistemática hacia los fundamentos institucionales de la democracia liberal. Hace una semana, con ocasión de la investidura del presidente del Gobierno, una manifestación acusaba de «ilegítimo» al sistema en su conjunto; dos semanas atrás, el acto que Felipe González y Juan Luis Cebrián tenían previsto protagonizar en la Universidad Autónoma de Madrid hubo de ser suspendido por la acción de un nutrido grupo de activistas. Este último incidente confirma una triste tendencia global: la demanda de que las universidades sean «espacios seguros», libres de ofensa a la sensibilidad de los estudiantes, está convirtiéndolas en «espacios inseguros» para el debate de ideas y la integridad física de quienes las encarnan. Malos tiempos para la retórica.
Leer más

Goodbye, Jefferson
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

«El mundo de la democracia representativa se está acabando», acaba de decir Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid y, por tanto, ella misma representante política. Sus palabras reflejan un punto de vista hoy extendido. Hablamos de una sensación crepuscular, que unos ven con preocupación y otros reciben con esperanza: la esperanza de que una verdadera democracia pueda al fin constituirse y la preocupación ante la indefinición de las alternativas. A estas alturas, somos ya ilustrados sin ilusiones, razón por la cual los estados de ánimo crepusculares no deberían impresionarnos: no dejan de ser mecanismos de renovación periódica de los impulsos civilizatorios. Sin embargo, que el siglo de las ideologías de masas no nos haya vacunado del todo contra los anhelos de transformación radical –conspicuos desde el estallido de la crisis– no deja de ser preocupante.
Leer más

Animalismo(s)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

«¿Es tuyo?», pregunté en cierta ocasión a una estudiante alemana, aludiendo al hermoso perro que la acompañaba. Ella, señalándolo, respondió: «No, es suyo». El episodio me ha venido a la cabeza al saber que Ciudadanos ha pedido al Gobierno que modifique las disposiciones del Código Civil que identifican a los animales domésticos como «cosas», algo que, en la práctica, los incluye en el resto de la masa patrimonial, equiparándolos con ello a cualquier otro bien mueble. Se trataría, por el contrario, de afirmar su carácter extrapatrimonial: sin llegar a declarar que los animales son de sí mismos, se propone el debido reconocimiento de su especial estatus. Huelga decir que el asunto plantea fascinantes problemas filosóficos y abre, de paso, un interesantísimo sendero político que llevaba tiempo pidiendo a gritos quien lo hollase.
Leer más

¡Autor, autor!
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

Si uno va al cine estos días, se encontrará con dos peculiares biopics sobre sendas figuras icónicas en la historia de la literatura: el expansivo Pablo Neruda y la introspectiva Emily Dickinson. Sus directores, el prometedor Pablo Larraín y el maestro Terence Davies, quieren arrojar luz sobre la trastienda del mito: lo que consiguen, en cambio, es perpetuarlo. También acabamos de conocer uno de los secretos mejor guardados de la literatura contemporánea, a saber, la identidad de la escritora italiana Elena Ferrante, quien ha resultado ser la traductora Anita Raja. Esta pasa, así, del relativo anonimato a la fama absoluta; una fama literaria, además, enriquecida por su resistencia personal a disfrutarla. Sólo nos queda Thomas Pynchon, seudónimo tras el que se esconde una identidad personal celosamente protegida de la luz pública.
Leer más

Asustar o seducir (y II)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

Aunque la actualidad se ha empeñado en desplazar el foco hacia los desgarradores dilemas del Partido Socialista, andábamos aquí dirimiendo los que afligen a su rival por la izquierda, Podemos, cuya irrupción en el panorama político español es, por lo demás, causa destacada de las desdichas socialistas. Y veíamos cómo el debate interno en el seno de la organización parece dibujar dos grandes corrientes: de un lado, la errejonista, partidaria de seducir más que asustar, por la vía de normalizar el partido y abrirlo a un mayor entendimiento con los socialistas; de otro, la iglesista, defensora de la conveniencia de dar miedo para así diferenciarse de los partidos ordinarios, eludiendo el riesgo de confundirse con ellos haciendo política «normal». ¡Hagan juego!
Leer más

Asustar o seducir (I)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL

Son muchas las razones que explican el atractivo de Podemos para los medios de comunicación, el público en general y los estudiosos de la vida política en particular. Desde luego, no deja de ser sorprendente que un partido formado por jóvenes académicos haya logrado convertirse, en un tiempo récord, en una potente fuerza electoral en un país cuyo sistema electoral ha solido castigar estas aventuras. Pero a eso hay que añadir su capacidad para llamar la atención, fenómeno cognitivo y emocional cuyo valor se ha multiplicado en la sociedad de la información. ¡Ser llamativo no tiene precio! Su último episodio destacable, una pugna pública entre las dos sensibilidades que luchan por hacerse con el control de la organización, merece comentario. 
Leer más

Apúntate al boletín de Revista de Libros
ENSAYOS ANTERIORES
RDL en papel 187
RESEÑAS
 
  Apúntate a RdL
 
  Archivo RdL
 
Patrocinadores RDL