Física, Filatelia, Fabulación

por Francisco García Olmedo

Lord Rutherford propuso en alguna ocasión que la Ciencia se dividía en Física y Filatelia, queriendo probablemente distinguir entre el coleccionismo de ideas, hechos y observaciones y las creaciones lógicas realizadas a partir de estos elementos. Como sabemos, a Rutherford, después de todo, le dieron el premio Nobel de Química, una rama de la Ciencia que tiene un tanto de Física junto a bastante de Filatelia. La mayor parte del verdadero conocimiento humano presenta estos dos ingredientes, sea Ciencia Histórica o Biología.

Cuando las dos efes se confunden con una tercera, la Fabulación, puede producirse una degradación del conocimiento, especialmente cuando ésta entra en conflicto con la Física y la Filatelia, o, si se quiere, con lo observado y concluido siguiendo el método científico. No estoy en contra de la Fabulación per se, ya que el deseo de imaginar lo que desconocemos es tan fuerte y tan instintivo como el propio deseo de conocer, pero ésta debe desempeñar una función independiente y no debe confundirse con los referidos elementos. A mí siempre me ha parecido que la Fabulación conduce al desastre cuando va contra la corriente del conocimiento objetivo.

Es fácil buscar ejemplos de los estragos que la Fabulación causa en las inculturas de los ciudadanos incautos. Fábula es el creacionismo, se encarne en el ataque antievolucionista publicado hace años en The New York Times por el cardenal vienés Christoph Schönborn o en las acciones de los gobernadores de algunos Estados norteamericanos, de los hermanos gemelos que mandaban en Polonia o de Berlusconi y algunos de sus ministros. Pura fábula también, aunque en general inocua, la mayor parte de la bisutería que se contempla en los escaparates y en el interior de las farmacias, ya que los escasos productos probadamente útiles se expenden con receta desde la rebotica. No digamos ya la peligrosa fábula de las medicinas de herbolario, cuyos principios activos, cuando los poseen, se dispensan sin control de la dosis y sin especificación de las contraindicaciones. Si farmacias y herbolarios renunciaran a la fábula y restringieran sus ventas a productos contrastados por su eficacia, de formulación precisa y de aplicación reglada, sus estantes quedarían desiertos. Evanescente fábula, la homeopatía, que va a ser regulada a pesar de su absoluta falta de fundamento, y fábula, en fin, toda la publicidad explícita o encubierta que rodea a las disparatadas recomendaciones dietéticas que, una vez tras otra, enriquecen a sus cínicos promotores o que promueve la venta de toda suerte de alimentos mágicos.

¿Quién dijo que sólo había dos culturas?

14/01/2014

 
COMENTARIOS

Jesus Odriozola 19/01/14 17:14
Hola, Paco, magnífico artículo, pero conste que lo he leido "de rebote", buscando señas tuyas de e-mail, para escribirte agradeciéndote las páginas que dedicas en tu "En el espejo de los días", al recuerdo de mi padre.
El libro y la referencia han caido en mis manos inesperadamente, hoy, hace sólo un par de horas, a través de mi hijo Miguel, que me lo ha regalado, él busca cosas sobre su abuelo por Internet y de vez en cuando me sorprende.
Hace mucho que no nos vemos, últimamente no cultivo mucho los antiguos contactos en relación con mi padre, lo confieso, con la disculpa de que me producen tristeza. Mi padre solía decir que el regodeo en la propia tristeza, que se llama acedía, era un pecado que en edades antiguas se llevaba mucho, y que los monjes lo tenían expresamente prohibido. Yo no soy monje y mi mitad gallega disfruta con la melancolía, así que la lectura de tus páginas me ha emocionado mucho.
A partir de ese gustazo, se me ocurrió reanudar el contacto contigo, si fuera posible, y como soy muy tímido, prefería escribirte, en vez de llamarte por tfno ¿podrías darme tus señas de correo electrónico?.
Un abrazo muy fuerte de Jesús Odriozola

ENVÍA UN COMENTARIO
Nombre *
Correo electrónico *
Su comentario *
 
 
 
 

Normas de uso
Los comentarios en esta página pueden estar moderados. En este caso no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita las descalificaciones personales, los insultos y los comentarios que no tengan que ver con el tema que se trata. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados.

 
Deseo mostrar mi email públicamente
 
He leído y acepto la cláusula de privacidad.
 
 
 
Por favor, para evitar el spam necesitamos que resuelvas la siguiente operación matemática:
3 + 3  =  
ENVIAR
 
 

 

BÚSQUEDA AVANZADA

Te animamos a bucear en el archivo de Revista de Libros. Puedes realizar tus búsquedas utilizando los siguientes criterios.

Todas las palabras
Cualquiera
Coincidencia
ENVIAR


Apúntate al boletín de Revista de Libros
ENSAYOS ANTERIORES
RDL en papel 187
RESEÑAS
 
  Apúntate a RdL
BLOGS
 
  Archivo RdL
 
Patrocinadores RDL